El gobernador Jorge Capitanich manifestó la preocupación del gobierno provincial ante los episodios delictivos y violentos que se sucedieron en Presidencia Roque Sáenz Peña.

“Estamos preocupados por los episodios delictivos y violentos que tuvimos que lamentar en Presidencia Roque Sáenz Peña. Por eso, estamos avanzando en un trabajo de coordinación entre las fuerzas de seguridad nacional y provincial”, dijo el mandatario provincial a través de sus redes sociales.

Así, anunció que se solicitó al ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández “un refuerzo de un dispositivo para fortalecer nuestra capacidad de acción”. “Pretendemos disponer de un equipo de 500 agentes, con patrullaje e intensificación de las acciones operativas en territorio”, agregó.

Y cerró: “No podemos permitir la existencia de bandas que violen la ley. El abordaje en materia de seguridad debe ser integral, sistémico y en conjunto entre las distintas fuerzas”. “Vamos a tomar las decisiones correspondientes para actuar con todo el peso de la ley”, concluyó.

Como se sabe, en los últimos días se vivieron diferentes situaciones en Sáenz Peña que incluyó varios ataques con armas de fuego. Ante esta situación, la Fiscalía N° 3 de Sáenz Peña, a cargo de Marcelo Soto, actuó de oficio para intentar dilucidar los motivos de los tiroteos que se desarrollaron en diferentes puntos de la localidad.

«Intervenimos de oficio por las lesiones graves sufridas por una de las personas heridas y también por el abuso de armas, pero mucho más no podemos avanzar», dijo Soto.

Entrada anterior El Gobierno no logra dejar atrás la tensión interna después de la crisis política y sufre el desgaste de las diferencias
Entrada siguiente Guerra abierta en la Corte Suprema: durísima carta de Lorenzetti contra la designación de Rosatti