La Mesa Chica de la conducción de la CGT recibió al moyanismo y se sacó la primera foto de unidad. Hablaron de la movilización del 18 de octubre, de la paridad de género y de la renovación de autoridades de la central. Se comenzó a gestar el retorno de Moyano a Azopardo.

En la sede del gremio de estatales, UPCN, tuvo lugar una reunión de aproximadamente dos horas entre los dos espacios mayoritarios del sindicalismo argentino, que hasta ahora se mantuvieron distanciados y empiezan a dar señales de acercamiento.

Estuvieron presentes Andrés Rodríguez, el anfitrión, Héctor Daer, José Luis Lingieri, Carlos Acuña y Argentino Geneiro por la actual conducción de la CGT. Los invitados fueron Pablo Moyano, Mario «Paco» Manrique, Cristian Jerónimo, Juan Pablo Brey y a Omar Plaini, agrupados en el Frente Sindical para el Modelo Nacional.

Según pudo saber, los temas que trataron fueron el debate para el documento que saldrá el día de la movilización del 18 de octubre en conmemoración al día de la Lealtad y la preparación del próximo Congreso para la renovación de autoridades de la central obrera.

También se habló de los cambios que tendrá el estatuto cegetista, como la inclusión de la paridad de género que todavía está en debate desde el Confederal.

«Hablamos de la unidad, de la necesidad de tener al movimiento obrero unido para, desde ahí, apuntalar al peronismo», le explicó Juan Pablo Brey.

La cumbre consolidó el primer paso para tejer una unidad que, se espera, se concrete en el Congreso del 11 de noviembre.

Entrada anterior Ante las quejas de la oposición, Cristina Kirchner aceptó volver a la presencialidad en el Senado
Entrada siguiente El Ministerio de Trabajo frenó el congreso virtual de APDFA para evitar irregularidades, tras los ataques denunciados por la Agrupación Verde y Blanca