El senador Martín Lousteau presentó un proyecto para eliminar las indemnizaciones por despido o quiebra. Apunta a aliviar a las Pymes del «negocio del juicio laboral». Y propone crear un fondo de cese laboral. De qué se trata su iniciativa

Martín Lousteau, senador de la UCR por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), explicó el proyecto de Fondo de Cese Laboral que presentó en el Congreso, el cual busca «finalizar con el negocio de los juicios laborales» a través de la modificación del régimen de indemnizaciones.

El proyecto del ex ministro de Economía de Cristina Kirchner busca que el empleador pague, tal como ocurre con las jubilaciones, un fondo de previsión ante un eventual cese de la relación laboral

Lousteau especificó que su proyecto apunta especialmente a aliviar a las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMe) que suelen tener «menos espalda económica» para cubrirse ante un eventual juicio laboral luego de un despido.

«En las empresas pequeñas y medianas de golpe tenés que afrontar un juicio laboral y te parte al medio para continuar con tu actividad. Las empresas grandes tienen otra espalda para lidiar con la incertidumbre que genera un juicio laboral», precisó.

En este punto, explicó que la propuesta «establece un aporte de las empresas que va generando, igual que en el sistema jubilatorio, un fondo para el cese laboral. Así, cuando a vos te despiden, la indemnización que te toca es exactamente la misma que te tocaría con la ley actual, con la única diferencia de que sale de un fondo al que fuimos aportando colectiva y solidariamente».

Lousteau destacó que, además de proteger a las Pymes, también busca contener al trabajador en casos específicos como una quiebra, momento en el que el dinero no está disponible para cubrir las indemnizaciones, o deceso del empleador, lo que permite el pago de un 50% y no del total.

Y aclaró que su proyecto cubre tanto a los despedidos por cualquier causa como a quienes renuncian ya que «esto funciona como un fondo que puede cobrarse simplemente con el solo hecho de estar desempleado».

El senador aclaró que lo cobrado será siempre igual al último sueldo actualizado que el trabajador recibió. «Así como hoy hacés un aporte al sistema jubilatorio, hay un porcentaje de los sueldos que se van acumulando en un fondo y cuando vos te desvinculás laboralmente, te toca la misma indemnizaciónpor despido que tiene la Ley de Contrato de Trabajo, solo que lo cobras automáticamente a los 5 días», resaltó.

Cuando se le consultó si acaso el fondo se terminaría descontando de forma indirecta del sueldo, impactando en una suba de salarios a la baja, Lousteau explicó que «todo es exactamente igual» ya que una Pyme que contrata a un trabajador que eventualmente tenga que despedir, sabe que puede afrontar un juicio laboral millonario.

«Este proyecta trata de eliminar una contingencia imprevista que a las empresas más chicas las puede dar vuelta como a una media»

No obstante, reconoció que una reforma de este tipo no necesariamente resolverá por completo «la formación de empleo en la Argentina» ya que se trata de un debate enfocado en las pequeñas y medianas empresas.

 Sin embargo, «dado que es el sector generador del grueso de los puestos de trabajo en Argentina y tiene un problema muy grande con la inseguridad que les genera un juicio laboral, un proyecto de este tipo ayudaría» a la problemática en su totalidad.  

«La generación de empleo depende de las condiciones generales económicas del país, de las oportunidades que se abran, de la formación de la mano de obra, del tipo de cambio, de la estabilidad económica y también de las leyes», planteó Lousteau.

Y agregó que el país «no genera un buen nivel de trabajo» ya que, considerando no solo a los desempleados sino también a los individuos subempleados de forma inestable e informal, «alrededor del 25, 27%» de la población tiene problemas de empleo, es decir, «4 de cada 10 personas no tienen la estabilidad de un trabajo que les asegure un ingreso por encima de la canasta básica».

Entrada anterior Alberto Fernández fue denunciado por enriquecimiento ilícito
Entrada siguiente Denuncian a Rodríguez Saá por usar dinero público para clientelismo