Se manifestaron en los puentes Pueyrredón, La Noria y Saavedra, entre otros, así como en el Obelisco, en reclamo de trabajo genuino y asistencia alimentaria. Qué dijo el ministro de Seguridad Aníbal Fernández.

El Polo Obrerojunto a otros movimientos sociales de izquierda del frente Unidad Piqueteracortaron accesos a la Ciudad de Buenos Aires en una jornada nacional de protesta. Reclamaron así por la creación de trabajo mediante la obra pública y por mejoras en los alimentos que el Ministerio de Desarrollo Social envía a los comedores barriales. Los voceros de la izquierda criticaron, además los anuncios del gobierno nacional de empalmar los planes de empleo con empresas constructoras y capacitaciones de la UOCRA, al considerar la medida como un subsidio a las empresas «que no generará más puestos de trabajo».

La posición de Aníbal Fernández

Son los primeros cortes de rutas y avenidas de jurisdicción nacional desde que Aníbal Fernández se hizo cargo del área de Seguridad. El ministro declaró, por la mañana, que su postura es «ejercer la autoridad», aunque aseguró que su criterio es «no usar la fuerza» contra los manifestantes. «El ejercicio de la autoridad tiene que llevarse a la práctica todos los días», señaló, aunque lo matizò aclarando que «no es necesario pegarle a la gente ni tirarle agua, mucho menos un escopetazo. Hay que ejercer la autoridad y (en el caso de) quien no entre en razón para poner las cosas en orden, se practicarán detenciones». 

En la convocatoria a la jornada de lucha de este jueves, las organizaciones de izquierda  demandaron políticas de creación de “trabajo genuino en las obras públicas y en la construcción de viviendas, asistencia integral a los comedores, con variedad y calidad de alimentos y una apertura universal de los programas sociales”. 

«Pasó más de un mes desde que le presentamos al ministro de Desarrollo Social, Juan Zavaleta, un plan de creación de empleo con la construcción de viviendas, obra pública y el reconocimiento de las tareas de cuidado, que no fue respondido nunca. Esa propuesta fue hecha por el conjunto de las organizaciones piqueteras que hoy nos movilizamos», dijo a Página/12 el referente del Polo Obrero Eduardo Belliboni. 

Al mediodía, en  el Puente Pueyrredon el despliegue de efectivos de la Prefectura cerró el cruce a una columna piquetera que buscaba llegar a Desarrollo Social, mientras en otros puntos de la Ciudad de Buenos Aires, como Puerto Madero, manifestaban otros grupos de desocupados. También fue cortada la Autopista del Oeste y la Ruta 3, en La Matanza.

En varias localidades de la provincia de Buenos Aires (Mar del Plata, Necochea, Tandil, Pergamino),  se realizaron movilizaciones. Lo mismo sucedió en las provincias, ya que la convocatoria tuvo alcance nacional.  

En la Unidad Piquetera participan el MTR Votamos Luchar, el MIJD, el Movimiento 29 de Mayo, el MTL Rebelde, CUBA-MTR y el Frente de Resistencia, entre otros espacios.

Junto con el reclamo por la creación de puestos de trabajo, las organizaciones criticaron los programas recientemente anunciados por el gobierno como el «Construir», que apunta a que las constructoras tomen nuevos trabajadores utilizando como complemento salarial el plan Potenciar Trabajo. En este sentido, la izquierda planteó que se trata de una medida «de subsidio a las patronales» y que se apoya en «la mafia sindical de la UOCRA» pero que «no creará un solo puesto de trabajo, como ya ocurrió con Macri y el programa Empalme».

También expresaron el rechazo a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. «El trabajo genuino surgirá del desarrollo de planes económico, que no estén al servicio de los subsidios a los capitalistas y al pago de la deuda y el FMI. Queremos trabajo genuino pero de verdad, no medidas cortoplacistas que sólo profundiza la precariedad de nuestras vidas y de nuestro trabajo», plantearon en el comunicado de prensa que acompañó la jornada.

Entrada anterior Turismo: Arrua confirmó la habilitación de nuevos vuelos a partir de noviembre que conectarán a Puerto Iguazú con provincias del norte del país
Entrada siguiente Con rumores sobre el futuro de Berni, el oficialismo suma a la agenda electoral la seguridad