Godoy respondió con dureza a las contradictorias declaraciones del expresidente sobre el destino del crédito que con el que endeudó a la Argentina por 100 mil millones de dólares y aseguró que busca salir impune ante la opinión pública.

El Secretario General de ATE y Secretario Adjunto de la CTA Autónoma, Hugo “Cachorro” Godoy, hizo referencia a las recientes declaraciones del expresidente quien aseguró que «la plata del FMI, que es la plata de los demás países, la usamos para pagar a los bancos comerciales que se querían ir porque tenían miedo de que volviera el kirchnerismo».

“Quizá lo que está haciendo Macri es aquel viejo acervo que indica que la mejor manera de esconder algo es poniéndolo a la vista. Lo que se intenta es naturalizar el robo del siglo para justificar y lograr impunidad ante la opinión pública. De lo que no queda ninguna duda es que la deuda, contraída por Macri con el FMI, con responsabilidades mutuas por violar las propias normas del país y del FMI, ha sido una estafa”, dijo Godoy.

En ese tono agregó que “esperemos que la justicia actúe. Hay tres causas en curso, una de ellas iniciada por el compañero Claudio Lozano, otra por el Movimiento de Empresas Recuperadas y otra iniciada por el propio Estado Nacional, hay que ver cómo se avanza decididamente en ellas”.

“Se corre el riesgo de que si no se actúa en una de las causas en las que no solamente se lo imputa a Macri, sino también a Caputo, Sturzenegger y Sandleris que se los acusa de incumplimientos de los deberes de funcionarios públicos, de malversación de caudales públicos y defraudación por administración indebida de los caudales de recursos públicos; si no se los convoca a declarar a de acá a diciembre la causa se convertirá en prescriptible, por lo tanto se avanzaría en esa impunidad que Macri permanentemente está buscando”, sostuvo Godoy.

Finalmente señaló que “estamos ante un momento crítico, tanto en lo político, como en lo judicial. Es imprescindible que esas causas se unifiquen y se potencien para garantizar que el robo del siglo sea juzgado y condenado en la Argentina y que, definitivamente, la deuda externa generada por estos delincuentes, pueda ser condenada y nunca más utilizada como un mecanismo de extorsión sobre las generaciones argentinas”.

Entrada anterior Aun con acuerdo con el FMI, se perderían más de la mitad de las reservas netas hasta marzo
Entrada siguiente Homenaje y reivindicación al Tractorazo y a quienes trabajan la tierra