El Ministerio de Trabajo de María Eugenia Vidal armaba ataques planificados contra los gremios, los salarios y los derechos laborales. Se accedió al plan sistemático mediático y judicial que se preparó en la cartera de Villegas para desacreditar a ATE, bajar los salarios, enjuiciar a los trabajadores y cerrar Astilleros Río Santiago.

Tras el escándalo que detonó el video en el que Marcelo Villegas, ministro de Trabajo de la gestión de María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires, empezaron a salir a la luz los documentos que detallan los ataques planificados hacia los gremios, los salarios, los trabajadores y los derechos laborales que se tejían en su paso por el Ejecutivo.

Se accedió en exclusiva al plan que la administración del PRO llevó adelante contra los más de 3.300 trabajadores de Astilleros Río Santiago, una de las empresas que buscó recortar, primero, y cerrar después.

En el documento, casi un manual de trinchera, queda clara la planificación con golpes hacia los trabajadores en los dos planos que mejor se movía Cambiemos: el mediático y el judicial.

Así era la operatoria mediática y judicial de la #GestapoPRO
Así era la operatoria mediática y judicial de la #GestapoPRO

Lo que la gestión Vidal llamó «Agenda Integral» consta de 3 agendas que en su conjunto buscaban quebrar la resistencia de los operarios y su gremio para bajar los salarios y flexibilizar sus condiciones de empleo. Esas tres aristas eran la «agenda económica», la «agenda judicial» y la «agenda pública».

En la agenda económica se detallan los derechos laborales a recortar: comedor, vacaciones, partes del sueldo, jubilaciones, los «dispensados», la nocturnidad y las licencias gremiales. Más tarde llegarán los despidos y hasta se habla de un cierre total.

En las otras se preveía una primera denuncia en los juzgados, que sería filtrada a los medios y luego sería reforzada por una denuncia de asociación ilícita, que también llegaría a los medios afines para «convencer» a la opinión pública.

El objetivo era ATE Ensenada y las gestiones anteriores de Astilleros. Pero no se quedaba ahí. De hecho buscaba disciplinar a todos y extender los juicios hacia los operarios.

Es más, el inventor de la gestapoPRO, en su documento, le pide a los funcionarios de turno «proactividad para recepción e investigación de posibles ilícitos» y recomienda una serie de «denuncias penales de hechos ilícitos».

También pide que se filtren en off hipotéticas «amenazas» de trabajadores a directivos y supuestos «discursos que atenten contra el orden democrático».

Ese accionar diseñado en laboratorio, que se vio reflejado por ejemplo en «investigaciones especiales» del programa dominguero de Jorge Lanata, pide que se construya a un «enemigo» y que se lo trate de «mafia». Un modus operandi que se replicó en varias de las «peleas» que se libró desde la gestión Cambiemos.

El plan completo:

Entrada anterior Posadas : Conferencia de prensa Dip. María Cistina Bandera junto a funcionarios Provinciales
Entrada siguiente HERRERA AHUAD PRESENTÓ AMPLIACIÓN DEL PROGRAMA PROGRESAR PARA LAS ESCUELAS DE LA FAMILIA AGRIGOLA (EFA)