La ultraderecha argentina busca desprestigiar la política y sugiere que sólo los ricos podrían convertirse en funcionarios públicos porque son los únicos capaces de prescindir de sus sueldos.

El legislador de la Ciudad del ultraderechista La Libertad Avanza, Ramiro Marra, siguió el ejemplo de su jefe político, Javier Milei y renunció a su dieta como integrante de la Legislatura porteña. En un falso acto de desprendimiento que apenas esconde una nueva movida de populismo de derecha por desprestigiar a la política y limitar la función pública sólo a ricos capaces de prescindir de sus sueldos, Marra anunció que destinará el 100% de sus ingresos como legislador a demostrar lo bien que funciona el mercado y lo depositará en un fondo de inversión.

Entrada anterior Argentinos y residentes vacunados ya no deberán presentar PCR para ingresar al país
Entrada siguiente Patricia Bullrich: «Hay que salir del mundo del revés, los delincuentes tienen que estar presos»