Los sindicatos presentaron sus aspiraciones y, los funcionarios únicamente escucharon. Trascendió que les anticiparon a los dirigentes que no llegarán al 40% en el primer semestre.

Con la Mesa de Diálogo entre gremios docentes y el Gobierno Educativo, se abrieron ayer las rondas de negociación paritaria en Misiones.

Al encuentro realizado en el Ministerio de Educación provincial, asistieron representantes de UDPM, AMET, UDA (no estuvo Mirta Chemes pero envió un representante), SIDEPP, SEMAB y SADOP. Fueron recibidos por el presidente del Consejo General de Educación (CGE), Alberto “Colita” Galarza y los ministros Adolfo Safrán (Hacienda), Silvana Gimenez (Trabajo) y Miguel Sedoff (Educación). Tal como lo anticipó en la edición del domingo pasado, los representantes de la patronal solamente escucharon las demandas salariales y de otra índole que expusieron los sindicatos.

En general, salvo la UDPM de la que no se conoció un pedido concreto en cifras, los demás realizaron reclamos de incremento de alrededor o más del 40% y una garantía salarial que se acerque al valor de la canasta básica.

Y, en todos los casos, se insistió en resolver los diferentes planteos sin respuestas que quedaron de la última reunión paritaria de 2021, como ser la forma de mejorar la pirámide salarial donde se diferencien los salarios de los recién ingresados al sistema de quienes ya tienen 14 años de antigüedad.

A modo de anticipo, los funcionarios presentes ya habrían adelantado que la Provincia no podría hacer frente a las cifras pedidos por los sindicatos. Y que trabajarían en números que se aproximan a la mitad para el primer semestre del año, con el compromiso de la reapertura de la mesa de diálogo en junio o julio próximo.

Fue la AMET, representada por Carlos Castro, quien pidió un cuarto intermedio a la vez que habría anticipado su rechazo a una propuesta de esas características. Así, se acordó una nueva reunión mañana en el mismo lugar.

Es que la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica dejó ayer una nota en la que solicitó elevar el básico del cargo testigo (maestro de grado sin antigüedad ni zona) en un 40%: pasaría de 17.741 pesos a 24.838 pesos. Además, que la garantía salarial se lleve de los actuales 48 mil pesos a 67.200 pesos. Todo ello, con el compromiso se ser revisado en junio próximo.

Propuesta sería en dos cuotas

Fuentes consultadas, explicaron que en Hacienda se realizan simulaciones de salarios aplicando entre un 15 a un 20% de incremento salarial en dos veces: una en febrero y una en marzo.

Algo de ello, de manera extraoficial, habrían dejado trascender los funcionarios que se encontraron ayer con la Mesa de Diálogo.

Sin embargo, tras la reunión que mantendrán hoy Galarza y el ministro coordinador, Ricardo Wellbach, con el Frente Educativo (UDNAM, UTEM. ATE, CTA, autoconvocados y Coti Santoro), las simulaciones serán remitidas al gobernador Oscar Herrera Ahuad para que sea él quien determine la oferta que Safrán llevará a las representaciones sindicales.

Pero, como también lo anticipó este Diario, el Gobierno Educativo dejó en claro que en un semestre no hará frente a una demanda “alta” como la que plantearon los gremios.

Entrada anterior Alquileres: ¿qué medidas analiza ahora el Gobierno y cuándo se definirían los cambios a la ley?
Entrada siguiente Wado de Pedro invitó a Herrera Ahuad a sumarse a las campañas contra el bullying