El presidente peruano anunció que «va a sacar a las Fuerzas Armadas» para que colabore con la policía porque es la única forma de frenar los delitos.

El presidente peruano, Pedro Castillo, ordenará a las Fuerzas Armadas que colaboren en los operativos policiales contra la delincuencia, en el marco de un estado de emergencia por la inseguridad ciudadana decretado en Lima y el vecino puerto del Callao.

«Vamos a sacar a las Fuerzas Armadas para combatir al delincuente chico y al delincuente grande, no podemos frenarla de otra forma si no hacemos una tarea conjunta», dijo la noche del lunes Castillo, vestido con un chaleco antibalas y acompañado de generales de la Policía durante un operativo contra la delincuencia en distrito limeño de El Agustino.

En sus declaraciones, el presidente pidió al ministro del Interior coordinarse «de una vez por todas» ya que «no todo es la responsabilidad de la Policía», recogió la agencia de noticias AFP.

A fines de enero, el Gobierno peruano había decretado el estado de emergencia por inseguridad en Lima, a pedido de varios alcaldes distritales para contener la creciente ola delictiva.

En esa oportunidad, se informó que tanto los Gobiernos locales como las Fuerzas Armadas pueden apoyar el trabajo que realiza la policía.

Sin embargo, hasta ahora los militares no participaron en las acciones policiales tales como arresto de bandas de ladrones o traficantes de drogas, entre otros numerosos operativos realizados en Lima las últimas tres semanas y difundidos profusamente por las autoridades.

El anuncio se produce cuando un sondeo de Ipsos indica que Pedro Castillo alcanzó su mayor desaprobación con 69% de rechazo en siete meses de gestión, contra una aprobación de solo 25%. Lima es el distrito donde más rechazo acapara.

Según el Informe Urbano de Percepción Ciudadana en Lima y Callao 2021, elaborado por la ONG Lima Cómo Vamos, siete de cada diez limeños considera que la inseguridad es el principal problema en esta capital de 10 millones de habitantes.

De acuerdo con una reciente encuesta de Ipsos, el 56% de los consultados cree que bajo el Gobierno de Castillo la sensación de seguridad empeoró en Perú, un 39% cree que está igual que antes y solamente 4% que mejoró.

Entrada anterior EEUU le pidió a Honduras la extradición del expresidente Juan Orlando Hernández
Entrada siguiente Se espesa la relación con los Moyano y Alberto salió a contestarle a Pablo: «Le expliqué que no es la misma pandemia y que por eso no se les puede pedir a las aseguradoras que sigan cubriendo»