Dice que no superarán los aumentos de salarios.

En el comienzo de la audiencia pública donde se analizarán los aumentos en las tarifas de la electricidad —el costo mayoristas y los servicios de transporte y distribución— el Gobierno confirmó que en 2022 las subas tendrán un impacto de entre 17% y 20% en las facturas que reciben los usuarios.

Sin embargo, no se detalló cuál será el impacto en los subsidios, uno de los temas clave en las negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El valor final que pagan los usuarios por la electricidad incluye varios componentes: el precio de la energía, el transporte y la distribución. Los subsidios se concentran en la determinación del precio estacional de la energía: el Estado cubre la diferencia entre ese valor y el costo de generación (más del 80% está dolarizado).

El secretario de Energía Darío Martínez aseguró que las adecuaciones tarifarias no deben superar los incrementos de los salarios de los trabajadores

El secretario de Energía Darío Martínez aseguró que las adecuaciones tarifarias no deben superar los incrementos de los salarios de los trabajadores. “El Estado no puede dejar de lado su rol planificador y regulador para que los usuarios puedan acceder a tarifas justas y razonables”, aseguró.

En la audiencia que se realiza este jueves en forma virtual y donde participarán 142 oradores, se analizan las propuestas de aumentos tarifarios de empresas y asociaciones de consumidores. En la presentación oficial realizada por las autoridades de la subsecretaria de Energía y del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre) se detallaron los aumentos en los costos de generación durante 2021, que se vio impactado por variables como el menor aporte de la hidroeléctricas, las menores importaciones de gas desde Bolivia y el aumento del precio internacional del GNL.El Gobierno planteó fijación de precios con un impacto en la factura de los usuarios de 17% a 20%El Gobierno planteó fijación de precios con un impacto en la factura de los usuarios de 17% a 20%

En 2021, la generación de energía hidroeléctrica disminuyó un 17% interanual; el precio del gasoil subió un 137%; Bolivia redujo un 53% sus entregas de gas a la Argentina y el precio internacional del GNL pasó de USD 5,4 por MMBTU a USD 13 por MMBTU a finales de 2021.

Los funcionarios advirtieron que los costos de generación de energía eléctrica también aumentarán en 2022, sobre todo por el aumento en los combustibles. En el comienzo de la audiencia, estuvo prsente el subsecretario de Energía Eléctrica Federico Basualdo y la interventora del Enre Soledad Manín. Ambos impulsan un plan de segmentación de tarifas por zonas en el AMBA por el que se quitarían subsidios a unos 500.000 usuarios.

Con la recuperación económica se cree oportuno avanzar en la revisión de los precios estacionales. Se plantea la fijación de precios cuyo impacto en la factura de los usuarios sea de 17% a 20% (Positino)

“Para 2022, se espera que la demanda siga creciendo, lo cual presenta un desafío a la generación. No se prevé una reversión de la situación hídrica, con lo cual habrá una participación notable de la generación térmica. No hay que olvidar el contexto internacional que indica que el precio de los combustible seguirán en aumento. El efecto de la inflación y de la devaluación que impacta en el mercado eléctrico son relevantes a la hora de fijar los precios estacionales”, explicó Marcelo Positino, director de Regulación del Mercado Eléctrico.

“Con la recuperación económica se cree oportuno avanzar en la revisión de los precios estacionales. Es por ello que se plantea la fijación de precios que se defina de forma tal cuyo impacto en la factura de los usuarios sea de 17% a 20%”, agregó Positino.

El año pasado, los incrementos para las distribuidoras de energía eléctrica —las empresas Edenor y Edesur, que operan en el AMBA— tuvieron un impacto final del 9% en las facturas de los usuarios. “Para mantener la razonabilidad de la factura en un contexto de recuperación económica, fue fundamental que el aumento de las tarifas de distribución no sea simultáneo con el aumento del precio de la energía. Por ello, antes de reducir los subsidios, el Estado Nacional decidió adoptar una política de mantenimiento del precio estacional en pos de que las distribuidores recuperen el margen necesario para operar. Si se hubiera otorgado un incremento del 40% en las facturas a usuarios finales, los subsidios hubieran disminuido un un 16%”, detalló el funcionario.

La audiencia pública tiene como fin poner en conocimiento y escuchar opiniones sobre la determinación de los Precios de Referencia de la Potencia (POTREF) y del Precio Estabilizado de la Energía (PEE) en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), así como del precio estabilizado del transporte para el Mercado Eléctrico Mayorista del Sistema de Tierra del Fuego (MEMSTDF).

También se presentarán las propuestas de transición tarifaria elaboradas por las distribuidoras de energía eléctrica del Área Metropolitana de Buenos Aires —Edenor y Edesur— y las transportistas de energía eléctrica

Entrada anterior Sorpresa: otro intendente peronista se suma al Ejecutivo de Axel Kicillof
Entrada siguiente Berni: “Me fui del kirchnerismo”