La aérea low cost aseguró que las autoridades buscan limitar la “libre competencia”

Justo antes de la Navidad 2021, el Gobierno Nacional anunció que volverá a aplicar bandas tarifarias en los vuelos internos regulares de transporte aerocomercial, una medida polémica que estuvo vigente hasta 2016 y que suprimió Cambiemos.

Flybondi, la primera low cost local y una de las tres empresas que vuelan cabotaje en el país –junto con la chilena JetSmart, también de bajo costo, y Aerolíneas Argentinas– emitió un duro comunicado, en el denunció que el decreto del Gobierno atenta contra la libre competencia y que “limita los derechos de miles de personas que ya no podrán comprar un ticket de avión si se instalan bandas mínimas”.

“Estamos convencidos de que el mercado aerocomercial no puede restringirse más de lo que está en la actualidad: además de la aerolínea de bandera, solo somos dos las compañías que sobrevivimos y que damos conectividad a las provincias y ciudades. Y al menos Flybondi ha dado muestras acabadas de querer continuar con la inversión y generación de empleo en Argentina. Pero para eso se necesitan políticas de gobierno que permitan que la industria vuelva a crecer y a desarrollarse, que la impulsen y la potencien y no un decreto que cumple el objetivo diametralmente opuesto”, dijo Mauricio Sana, CEO de la empresa.

“Estamos convencidos de que el mercado aerocomercial no puede restringirse más de lo que está en la actualidad” (Sana)

Además del impacto en la libre competencia del sector, Flybondi aseguró que las bandas tarifarias mínimas y máximas que “aumentan artificialmente los precios de los pasajes hasta igualarlos entre los distintos operadores en perjuicio de los usuarios y limitan la posibilidad de realizar ofertas a los pasajeros”. También dijeron que habrá menos espacio de amarre para la low cost en las terminales del país. “Atenta, primero y principalmente, contra los pasajeros actuales y futuros porque restringe la libertad y el derecho a volar de las personas; y contra el mercado aerocomercial argentino, porque elimina el desarrollo de oferta limitando el acceso a precios competitivos. Además, perjudica a toda la cadena de valor del transporte y el turismo y limita el crecimiento en las provincias”, aseguró la empresa.

La empresa, que comenzó a operar en 2018, asegura haber transportado desde entonces casi 4 millones de pasajeros, y que el 20% de ellos voló por primera vez en su vida. Por otro lado, detallaron que este año llegarán a 10 aviones (hoy tiene cinco), que sumarán 300 puestos de trabajo en 2022 y que tiene 4 destinos internacionales (Florianópolis, Río de Janeiro, San Pablo y Punta del Este. “Desde enero de 2021 es la aerolínea con mayor nivel de ocupación de sus vuelos en Argentina. Además, tiene una cuota de mercado doméstica del 13% y del internacional 5% (enero 2022)”, afirmaron.

La empresa también detalló una serie de puntos sobre el decreto, muchos de los cuales también figuran en la carta que le enviaron al ministro de Transporte Alexis Guerrera a fines de enero. Allí enumeraron que la medida “no es una acción en contra de las low cost, es una acción directamente en contra de los pasajeros argentinos”; que en el país no hay tarifas “predatorias”, como sostiene la norma; y que la capacidad ofrecida de vuelos está por debajo de los indicadores previos a la pandemia, entre otras cuestiones.

Entrada anterior #URGENTE Cisneros pidió la exclusión de Vidal de la Cámara de Diputados por la ‘Gestapo sindical’: “Es incompatible»
Entrada siguiente Oscar Herrera Ahuad entregó ayuda a productores afectados por la crisis hídrica: “La intervención debe ser rápida para tener el menor daño posible”