Una polémica denuncia tuvo lugar en la Fiscalía Federal de San Rafael. Un párroco sanrafaelino fue víctima de crímenes de guerra y, según la denuncia, ni Argentina ni el Vaticano quisieron investigar.

Sergio Parodi, ciudadano de San Rafael, presentó una polémica denuncia en la Fiscalía Federal de dicho departamento del sur mendocino. El denunciante reclama por un supuesto «encubrimiento de crímenes de guerra». Los denunciados son el Estado Argentino y el Vaticano, y en representación de ellos Cristina Fernández de Kirchner y Jorge Mario Bergoglio -Papa Francisco I-, respectivamente.

A continuación, reproducimos parte de la presentación realizada en la Fiscalía de San Rafael por Sergio Parodi en relación a la situación por la que pasó el párroco Jorge Hernández:

Expte N 5823/2022

«El Estado Vaticano a cargo de Jorge Mario Bergoglio ha encubierto el bombardeo al templo católico Sagrada Familia en Franja de Gaza donde cumplía su misión sacerdotal Jorge Hernández ciudadano argentino nacido y con domicilio real en San Rafael. Al cual el Ministerio Público nunca citó para que declarara todo lo que vivió y padeció como víctima de crímenes de guerra en Gaza», asegura Parodi.

Asimismo, el denunciante advierte que: «Son responsables de este vergonzoso encubrimiento político y judicial: Cristina Fernández Jefa del Estado Argentino al momento de los hechos públicos y notorios y también obviamente Alejandra Gils Carbó Procuradora General de la Nación«.

En ese contexto, el Sergio Parodi amplía su denuncia pidiendo que «el testigo y victima Jorge Hernández sacerdote católico residente en San Rafael preste declaración testimonial y relate todos los detalles sobre el bombardeo a su parroquia en Gaza y también todo lo que vio y sabe vinculado al genocidio brutal que se instrumenta en Franja de Gaza«.

«Es un hecho sin precedentes la declaración en sede penal de una víctima de crímenes de guerra residente en su jurisdicción y que además es sacerdote católico, con todo lo que ello implica, en este proceso penal de relevancia mundial extraordinaria hoy en la Fiscalía a su cargo«, subraya Parodi en su pedido al Fiscal.

Los detalles de la denuncia

Según expone Parodi en su denuncia, radicada el pasado 14 de febrero, la Parroquia Sagrada Familia fue atacada en el año 2014 por parte del Ejército Israelí. El párroco Hernández, oriundo de la localidad de Villa Atuel, en San Rafael, Mendoza; debió refugiarse en un sótano de su parroquia localizada en Gaza junto a 30 niños, 9 ancianos y 6 monjas.

Los ataques de Israel en la zona permanecieron durante varias jornadas y hasta valieron el repudio de Cristina Fernández de Kirchner, quien por ese entonces presidía el país.

En dicho momento, Cristina se expresó mediante sus redes sociales. Así lo hizo también el propio párroco. Desde su cuenta de Facebook, el padre Hernández expuso su situación, las jornadas sin agua y sin energía eléctrica que pasaron junto a los refugiados: «Aprovecho este medio, para agradecer personalmente a la gente de la Representación Argentina ante la Autoridad Palestina, de la Embajada Argentina en Israel y de la Embajada Argentina ante la Santa Sede, por la cercanía y la total disposición para cualquier ayuda o servicio que nos pudiera hacer falta«.

Fue a través de otra red social donde la ex presidenta Cristina Fernández señaló al gobierno israelita por la situación vivida por parte del párroco. «Gobierno de Israel es responsable de integridad física del sacerdote Jorge Hernández y personas asistidas por él«, escribió en Twitter por aquel entonces.

En ese mismo momento, la Cancillería advirtió, a través de una nota oficial al gobierno de Israel, que lo hacía responsable «de la integridad física del ciudadano argentino y de las personas asistidas por el sacerdote en su misión religiosa y humanitaria«.

Sin embargo, a partir de este primer gesto, Parodi asegura que, Argentina no continuó con investigaciones. «Ni la Argentina ni el Vaticano procedieron con investigaciones respecto al hecho«, señala Parodi. Por ese motivo, el denunciante señala tanto al responsable del Estado Vaticano, Papa Francisco I, como a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, como encubridores de crímenes de guerra.

En las últimas horas, el denunciante pidió un pronto despacho a las autoridades judiciales mendocinas para que se expresen respecto a esta denuncia. Cabe recordar que los crímenes de guerra no prescriben y pueden ser juzgados en cualquier parte el mundo.

Entrada anterior Con o sin FMI divisas escasean y como todos quieren importar con dólar a $108, el BCRA se sumó al comité «vos sí, vos no»
Entrada siguiente Escándalo en el Movimiento Evita: escrachan a dirigente bonaerense exigiendo reintegros por planes sociales igual que en Misiones.