El Gobierno nacional sigue derrochando dinero de las arcas del Estado en servicios que no resultan para nada indispensables. Uno de los últimos descarriados gastos de la actual gestión fue la contratación de un servicio de catering exclusivo para el Ministerio de Educación, cuyo titular es el profesor de Educación Física, Jaime Perczyk.

Según se detalla en el pliego EX-2022-12135004, el ministro solicita la contratación de una empresa gastronómica que se encargue de brindar un servicio para los eventos a desarrollarse en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o en el Gran Buenos Aires, a lo largo de 12 meses, o hasta agotar el stock.

En la minuciosa lista de pretensiones se especifica el tipo de alimentos dependiendo del momento del día. Por ejemplo, en el desayuno o “coffee break” (les parece más cool mencionarlo en inglés) piden café, infusiones (té, mate cocido), leche, agua mineral, medialunas (2 por persona) o equivalente en masitas o tartas dulces, y frutas de estación.

En el almuerzo tipo “lunch”, tiene que haber variedades de sándwiches y bocaditos fríos, empanaditas, pizzetas y bocaditos calientes surtidos, postre tipo helado, flan o torta, y frutas de estación, agua mineral, aguas saborizadas, gaseosas de primera marca. Por supuesto que pensaron en el invierno para pedir plato caliente tipo cazuela con carne o pollo, creppes o pastas rellenas.

Mientras que para el servicio de “coffee break” de media tarde (merienda), pidieron café, infusiones (té, mate cocido), leche, agua mineral, facturas (2 por persona) o equivalente en masitas o tartas dulces.

Este martes 8 de marzo se procedió a la apertura de los pliegos y sólo dos oferentes fueron confirmados. Se trata de las empresas Maximia S.A. (firma que tiene como presidente al polémico Carlos Bibulich) por un total de $25.810.000; y Etnik eventos integrales S.R.L por $35.300.000.

Luana sigue sus pasos

La titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), Luana Volnovich, licitó en las últimas horas un servicio de catering por seis meses, con un presupuesto de $11.192.000 para despilfarrar café y medialunas para 50 personas por evento.

Las empresas que ofertaron en esta ocasión fueron la firma Pola S.R.L. por $8.991.500; Real de Catorce S.A.$12.500.000; y Servicios en Gastronomía S.R.L. por un total de $11.060.000.

Entrada anterior Juicio a Cristina Kirchner: un testigo presentó una catarata de irregularidades en las obras adjudicadas a Lázaro Báez
Entrada siguiente El gobierno nacional y el porteño coordinarán medidas para prestar ayuda humanitaria a la población ucraniana