Los principales frigoríficos exportadores, integrados en el Consorcio ABC, avisaron al secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, que a partir de la semana que viene dejarán de enviar cortes populares a precios subsidiados –con su dinero de su propio bolsillo– porque entienden que el gobierno nacional no cumplió con su parte del acuerdo.

La contrapartida de la participación en el programa oficial consistía en la posibilidad de poder exportar cierto volumen de carne vacuna sin restricciones, pero eso no está sucediendo, porque los permisos para realizar operaciones de comercio exterior no fluyen con la velocidad adecuada para mantener cierto nivel crítico de actividad en muchas industrias frigoríficas.

En medio de la disparada de los precios de los alimentos, Feletti se quedaría sin “cortes cuidados” desde la semana que viene

Feletti esta vez, en lugar de elegir el diálogo, optó por el garrote y amenazó con aplicar las sanciones previstas en la Ley de Abastecimiento, que contempla multas, clausura del establecimiento, inhabilitación de hasta cinco años para ejercer el comercio y pérdida de regímenes impositivos o crediticios oficiales, entre otros perjuicios.

Por medio de una carta, dirigida al presidente del Consorcio ABC, Mario Ravettino, Feletti intimó a los frigoríficos “a mantener el adecuado cumplimiento del abastecimiento de los cortes de carnes referidos a los precios oportunamente establecidos”. Y calificó la decisión de los empresarios cárnicos de “unilateral, intempestiva e irrazonable”.

Frente a tal amenaza, los integrantes del Consorcio ABC tendrá que seguir entregado 6000 toneladas mensuales a las empresas socias de la Asociación Supermercados Unidos, la Cooperativa Obrera Ltda. de Consumo y Vivienda y los supermercados mayoristas Makro y Vital.

No te dejes confundir por las formas: En los hechos ya está funcionando una “Agencia Nacional de Alimentos” en la Argentina

Entrada anterior Alberto Fernández: «El viernes empieza la guerra contra la inflación en la Argentina»
Entrada siguiente Macri dijo que participó de una clase como profesor y lo destrozaron con memes