Desde su arresto domiciliario, el empresario condenado por lavado de activos reapareció en una entrevista radial otorgada a una FM de Río Gallegos.

El empresario Lázaro Báez pidió que el Frente de Todos ayude al presidente Alberto Fernández a terminar con su mandato y cuestionó las divisiones dentro del peronismo. En una entrevista radial en Río Gallegos acusó a Alicia Kirchner de “entregar la provincia a (Mauricio) Macri”, la responsabilizó por cancelar los contratos de obras públicas con sus empresas y se consideró a sí mismo como el “chivo expiatorio” de un supuesto plan regional que apunta a sacar al peronismo del poder.

“El peronismo tiene que dejar estas peleas, las peleas internas hace a los egos personales y no a los objetivos, Néstor (Kirchner) tenía claro que la opción era el país, es Argentina”, afirmó Báez y remarcó: “Acá no tenemos que estar [debatiendo] si la mejor referente es Cristina o Alberto. Si no Cristina no tendría que haberlo ido a buscar a Alberto, si no le gustaba [sic]. Eso se debió haber acordado antes”. Las declaraciones llegan en uno de los momentos más álgidos en la relación entre el presidente y la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“Alberto tiene dos años y como buenos demócratas que deberíamos ser, debemos respetar este pedazo de historia que aún le queda transitar como corresponde, ayudarlo a terminar su mandato y luego el pueblo elegirá lo que considere la mejor opción”, afirmó Báez, y pidió que el peronismo empiece a crear “nuevos liderazgos”.

Cristina Kirchner, Lázaro Báez y Máximo Kirchner salen del mausoleo de Néstor Kirchner en Río Gallegos. Foto: Pancho Muñoz - OPI Santa Cruz
Cristina Kirchner, Lázaro Báez y Máximo Kirchner salen del mausoleo de Néstor Kirchner en Río Gallegos. Foto: Pancho Muñoz – OPI Santa Cruz

El empresario santacruceño hizo las sorpresivas declaraciones a través de la radio FM TOP 93.3 de Río Gallegos desde una casa ubicada en un barrio cerrado del conurbano bonaerense donde permanece en arresto domiciliario con tobillera electrónica cumpliendo una condena por lavado de dinero en una de las causas abiertas en la justicia federal.

Justicia y medios

El empresario santacruceño acusó a la Justicia y a los medios de comunicación de armar las causas judiciales para perjudicarlo. “Los medios nacionales tienen una particularidad, han tenido una participación muy activa en el armado de la causa, la fundamentación de las mentiras a través de los medios ha sido una constante y ya no lo digo yo, son producto de las investigaciones radicadas en la Justicia”, afirmó, al explicar por qué no daba entrevistas.

Y también consideró que la Justicia ha sido partícipe activa de las causas donde lo investigan y consideró: “[La Justicia] está en un brete: no sabe cómo contradecir lo que en su momento permitió, presentar las demandas que el Estado Nacional en el Gobierno de Macri y los legisladores de Cambiamos hicieron”.

El empresario enriquecido durante el kirchnerismo fue condenado por el lavado de 55 millones de dólares
El empresario enriquecido durante el kirchnerismo fue condenado por el lavado de 55 millones de dólaresAgustín Marcarian – Reuters

En año pasado, Báez fue condenado a 12 años de prisión por el lavado de unos 60 millones de dólares, en tanto que su hijo Martín Báez, el mayor, recibió una pena de nueve años de cárcel y es el único que está en el penal de Ezeiza. Los otros hijos también recibieron penas menores, como partícipes de los delitos de su padre, pero se encuentran en libertad. Según dijo el empresario en la entrevista, en los últimos tiempos logró recuperar el vínculo con ellos.

Sobre Báez están en curso otras causas, como la de “Vialidad”, donde se investiga si fue beneficiado con obras públicas durante los gobiernos kirchneristas. En tanto que fue sobreseído -antes de llegar a Juicio Oral- en las causas Hotesur y Los Sauces, que comparte con la familia Kirchner. Ambos sobreseimientos fueron apelados y hoy la resolución está en manos de la Cámara Federal de Casación.

“Soy un chivo expiatorio, y me han elegido para eso”, afirmó Báez. El empresario aventuró que las causas en las que él y los Kirchner están involucrados no fueron diseñadas por Mauricio Macri, sino que eran parte de un plan para que desaparezca el peronismo y los gobiernos populistas de la Argentina y la región. “El peronismo tenía que desaparecer y Cristina tenía el 37% de intención de votos y representaba el peronismo: por eso le apuntaron todos los cañones a Cristina”. Aseguró que fue el mismo plan que se aplicó en Brasil, en Ecuador, en Perú. “Regionalmente, tuvimos este diseño de política y ya sabemos de dónde viene y hoy está más claro que nunca”.

“Alicia es un ciclo cumplido”

Báez, quien antes de 20015 coqueteó con la política y apoyó candidatos locales, se reconoce como peronista y seguidor de Néstor Kirchner, pero ahora se mostró muy crítico de su hermana, la gobernadora Alicia Kirchner.

Alicia, cuando asume Macri, lo primero que hizo fue entregar nuestra provincia, renunciar a toda la política de alternativa que siempre Néstor guardó para Santa Cruz”, afirmó, y cuestionó que le sacara a sus empresas la obra pública por pedido de Macri. Si bien la Dirección Nacional de Vialidad rescindió los contratos con denuncias que derivaron en causas penales, fue el Gobierno de Alicia Kirchner quien debió concretar la rescisión de contratos dado que los fondos nacionales eran ejecutados a través de la provincia.

Lázaro Báez y Alicia Kirchner
Lázaro Báez y Alicia KirchnerArchivo

“Alicia es un ciclo cumplido”, aseguró Báez. “Si vos miras los gobiernos de Santa Cruz [de antes] y los miras hoy, y te dan ganas de llorar”, afirmó el empresario desde Buenos Aires, donde cumple arresto domiciliario.

También cuestionó a la agrupación La Cámpora, dirigida por el diputado nacional Máximo Kirchner. “La Cámpora es una idea que Néstor generó para incorporar la juventud y hoy mucha gente de La Cámpora tira por la ventana a los compañeros porque tiene un poco más de edad. Y eso no se tiene que dar”, cuestionó.

“La figura de Lázaro Báez se convirtió en un problema crítico, porque supuestamente soy el testaferro de Néstor, de Cristina y pasé a ser un enemigo de la exfamilia presidencial y de la política de Santa Cruz. Y también pasamos a ser un enemigo para la política nacional”, aseguró el empresario.

Báez, quien fue aportante de campaña de varias figuras políticas en la provincia, en la entrevista recordó que tras el cierre de sus empresas, ningún político “fue capaz de salir a decir lo que representaba Austral para Santa Cruz y la región”. Recordó que él empleaba a 3000 personas en la provincia y afirmó que aún desea volver a vivir en Santa Cruz: “Es mi lugar, no me olvido, vivo pensando en Santa Cruz. Soy lo que soy gracias a Santa Cruz”.-

Entrada anterior Acuerdo con el FMI: adelantan la primera revisión del programa
Entrada siguiente FMI: piden investigar si el préstamo otorgado a Macri financió la fuga de capitales