El músico y publicista fue puesto en funciones ayer en reemplazo de Patricio Lombardi. Cuáles son sus lineamientos de trabajo. Sorpresa y decepción entre las organizaciones ambientales.

Luego de una reunión de dos horas con el gobernador Oscar Herrera Ahuad, el músico y publicista Gervasio Malagrida fue designado como nuevo ministro de Cambio Climático de Misiones.

En ese lugar reemplazó a Patricio Lombardi, quien renunció luego de casi dos años sin cumplir los objetivos propuestos.

Además de Malagrida, en el mediodía de este martes también fue designado Fernando Santacruz como subsecretario de Economía Circular de la Provincia, en el mismo Ministerio.

En la cuenta de Twitter de Gobernación se indicó que Malagrida “ya fue puesto en funciones”.

“El licenciado en Publicidad, músico, influencer y creativo audiovisual estará al frente del ministerio creado hace dos años y único en el país”, se indicó. Y se informó que: “Así mismo se incorpora a esta cartera la Subsecretaría de Economía Circular recientemente creada, con Fernando Santacruz al frente de la misma, dándole un perfil innovador priorizando a los más jóvenes en sus inquietudes por una Misiones sustentable”.

Malagrida, además de publicista, es más conocido por músico y se desconocía su interés por el cuidado del medio ambiente. Aunque su pareja, la diseñadora y activista Erica Vega, mediante la Fundación Futuro Verde, puso en marcha la primera planta-taller de reciclaje y recuperación textil de Argentina que funciona en el Parque Industrial de la Innovación Posadas.

Consultado acerca del plan de trabajo, el flamante ministro dijo que “es seguir los lineamientos internacionales que fijó el mundo contra el cambio climático. El gobernador me dio muchas indicaciones”.

“Tengo que basarme en el acercamiento a la gente, mi experiencia política siempre estuvo relacionada al arte y una manifestación contra el exceso de tarifas. Esto para mí es un mundo nuevo, él me dijo ‘todos estos cargos son mundos diferentes, cada uno le tiene que dar su impronta’”, explicó.

Consideró que la cuestión del ambiente “es una batalla cultural que tenemos que darle al tema, contacto constante con la gente. Esto se trata de recuperar lo que tuvimos en un momento los misioneros que es autosuficiencia de los recursos naturales. En los últimos años el consumo, la voracidad, el capitalismo nos convirtió a todos”.

“La globalidad hace que las cosas que pasan en china puedan pasar acá. El Gobernador me pidió comunicar bien, acercarme a las organizaciones ambientalistas, estar cerca de todos porque son necesarias, esto se debe trabajar urgente. Tenemos que articular un montón de políticas públicas”, señaló.

Anticipó que “desde mañana (por hoy) voy a hablar con todas las organizaciones, escuelas, universidades, mundo científico, poner en contacto con todos, sobre todo estar en el barro”.

Y contó que “en lo personal me toma muy motivado, fui papá hace poco y soy consciente de que tenemos que dejarle un mundo mejor a nuestros chicos, lo hago por mi hija y por las generaciones que vendrán”.

Sorpresa y decepción

Las organizaciones que militan por el medio ambiente en la provincia de Misiones se manifestaron un tanto sorprendidas y decepcionadas al enterarse ayer de la designación de Gervasio Malagrida como secretario de Cambio Climático.

En todos los casos, los consultados aclararon que no tienen nada personal contra el flamante funcionario, pero desconocen totalmente que tenga una trayectoria o algún tipo de activismo en la materia.

Raúl “Rulo” Bregagnolo, referente de la asociación Cuña Pirú, señaló que “no lo conozco y no tengo nada personal con él, pero este nombramiento preocupa, pongamos a gente que está a la altura de circunstancias”.

“No estamos hablando de la mortandad de peces en un arroyo, sino de una cuestión global. Cuando se creó, se habló del primer Ministerio de América Latina, una pomposidad tremenda, pero quedó demostrado que no dio respuesta ni información a las organizaciones. Uno pretende, después de tanto haber andado, que haya gente que conozca el tema”, dijo Bregagnolo.

Agregó que “ante una situación tan preocupante a nivel mundial como el cambio climático tenemos que poner a gente que conozca el tema. Además, este Ministerio y el de Ecología tienen que abrir la agenda a personas que tienen conocimiento”.

Consultado acerca de si espera ser convocado, respondió tajante: “Para qué nos convocaría si nosotros ya le dejamos por escrito al gobernador que estamos en contra de los bonos de carbono y de la mercantilización de la selva, elaboramos un informe muy extenso que ni lo leyeron”.

Y acerca de alguna figura que pudiera estar a la altura, opinó que “no se sería responsable pero pienso en Raúl Aramendy, que podría estar ocupando la cartera de Agroecología, pero en un esquema diferente, no en este esquema de mucha arbitrariedad en la toma de decisiones”.

“Lo ideal sería que el Gobernador haga una convocatoria al ambientalismo misionero y diga quién de ustedes puede ocupar la cartera. Eso no va a suceder porque las cosas se manejan de otra manera”, finalizó.

Por su parte, Diego Ciarmiello, del espacio Kaapuera, indicó que “me parece poco serio que las áreas de gestión de los bienes naturales en todo este contexto de cambio climático, crisis, recalentamiento global, no se coloque en manos de personas idóneas en la materia, seguimos por el camino incorrecto, desde el sector ambiental claramente esperábamos otra decisión”.

Por su parte, José Luis Fuentes, abogado, especialista Derecho Ambiental y docente de la UNaM, remarcó que “el proceso vinculado a bonos de carbono que desarrolló el Ministro saliente se realizó en franca contraposición a los compromisos internacionales asumidos por la Argentina, el reciente Acuerdo de Escazú es uno de ellos. Las decisiones se tomaron sin contar con la debida participación ciudadana y mucho menos la previa circulación de la información”.

Finalmente, Eduardo Luján, del espacio socio ambiental Capioví, remarcó que “los lugares de tomas de decisiones tan importantes para la preservación de nuestros bienes naturales deben ser ocupados por personas realmente capacitadas y comprometidas con el tema ya que con buenas intenciones no alcanza”.

“La oficina de cambio climático tal como ha sido implementada no tiene ningún sentido ya que sólo ha generado gastos innecesarios y que poco contribuyen a solucionar el problema. El nombramiento de personas que sólo cuentan con buenas intenciones y muy pocas herramientas habla a las claras de que el cuidado de nuestros bienes comunes no es una prioridad para nuestros gobernantes”, finalizó.

Entrada anterior El caso Apablaza: el chileno que se refugió en la Argentina y cuya extradición reclama Gabriel Boric
Entrada siguiente ELDORADO : CEEL FABIO MARTÍNEZ Y WALTER OTAZÚ SE REUNIERON CON INTENDENTES REFERENTES DE LA LISTA 60, SE CERRO EL ACUERDO.