El Frente de Todos busca acelerar la discusión con más expositores y el proyecto «abierto a modificaciones» para intentar vencer la resistencia de Juntos por el Cambio.

El Senado reanudará la próxima semana el debate sobre el proyecto para pagar al Fondo Monetario Internacional (FMI) la deuda contraída por la gestión de Mauricio Macri con fondos fugados al exterior. En principio el plenario de las comisiones de Legislación General y de Presupuesto de la Cámara alta sería convocado para el miércoles, con la participación de nuevos invitados que se sumarán a los que ya expusieron ante los senadores y al que también se podrían incorporar posteriormente ministros y funcionarios del Gobierno nacional. Allí estarán en discusión la creación del Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el FMI que será constituido en dólares y la iniciativa que modifica las excepciones al secreto bancario, bursátil y fiscal para que el Estado pueda detectar las cuentas y bienes de argentinos en el extranjero que no están declaradas en el fisco.

«La semana que viene continuaremos discutiendo el proyecto. Invitaremos economistas y especialistas en la materia que opinen sobre el proyecto», afirmó el presidente de la comisión de Legislación General, Pablo Bensusán (FdT-La Pampa), a la agencia Télam. El senador pampeano sostuvo que «la agenda está abierta» y tampoco descartó la posibilidad de que asistan funcionarios del Poder Ejecutivo. La referencia fue sobre el pedido que realizó durante el plenario anterior JpC, para que expusieran ante el Senado el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. Aunque el interbloque de la alianza macrista ya se pronunció en contra del proyecto para recuperar los recursos económicos evadidos.

La reunión del plenario fue confirmada desde la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta, que preside el oficialista riojano Antonio Guerra. “En principio, si no se presenta algún inconveniente, el plenario será el miércoles”, respondieron ante la consulta de este diario. Aunque todavía no se conoce la lista de expositores, que evalúa la comisión de Legislación General como cabecera del plenario y que se terminaría de pulir el lunes para dar curso a las invitaciones.

En tanto, Bensusán afirmó que «el proyecto está abierto a modificaciones. Y, una vez que agotemos la lista de oradores, se debatirá en ambas comisiones. Si hay consensos para sacar dictamen de mayoría, así se hará. Pero no hay una fecha estimada para eso». «El proyecto es muy positivo. Y está más que claro: el préstamo stand-by que el FMI le dio al Gobierno anterior (por Cambiemos) de 45.000 millones de dólares fue mayormente fugado porque había un régimen cambiario que así lo permitía», afirmó el senador pampeano.

«Este proyecto trata de crear ese fondo que se integrará con penalidades o multas que se perciban de aquellas personas», explicó el senador pampeano y agregó que se trata de «aquellas personas físicas o jurídicas que sacaron esos fondos al exterior sin declararlo; es decir, de manera ilegal».

Bensusán también salió al cruce de los cuestionamientos opositores sobre el proyecto asimilándolo a un blanqueo. «Esto no es un blanqueo. Es un régimen sancionatorio para personas que incumplieron con las leyes impositivas de la Argentina», sostuvo el senador y remarcó que de aprobarse la ley para implementarla habrá que «ir a buscar y sancionar» a quienes «realizaron esa maniobra, de fugar dinero del país».

En ese sentido, evaluó que deben ser «quienes se beneficiaron con el FMI y, a su vez, no cumplieron con la normativa argentina los que integren ese fondo y, así, evitar que el trabajador, el comerciante, el industrial, los que apuestan por la Argentina, sean quienes deben pagar una deuda que generaron unos pocos para ganancia de unos pocos».

La iniciativa fue presentada por los senadores del Frente de Todos a fines de marzo y desde Casa Rosada le dieron el visto bueno al proyecto a través de la vocera presidencial Gabriela Cerruti. El 6 de abril, los senadores oficialistas recibieron el respaldo dirigentes gremiales de las tres centrales sindicales (CGT, las dos CTA) que se comprometieron a “militar en las calles” el proyecto para que la deuda no recaiga sobre el pueblo y los trabajadores. Ese mismo día, en el primer plenario que abordó el proyecto, directores del Banco Nación y otros economistas también se pronunciaron a favor de las iniciativas que proponen recuperar el dinero fugado para ayudar a cancelar la deuda con el FMI.

De esta manera, el oficialismo busca acelerar los tiempos de las definiciones para alcanzar la media sanción de un proyecto que dote de herramientas al Gobierno para afrontar el grave endeudamiento externo que heredó del macrismo. 

Entrada anterior Detectaron 77 casos de niños con hepatitis de origen desconocido en el Reino Unido y España
Entrada siguiente Yo, el supremo: Horacio Rosatti encarna el gobierno de los jueces