Dirigentes de la Federación Argentina de Productores de Tabaco, representativa de siete provincias: Jujuy, Misiones, Salta, Tucumán, Chaco, Catamarca y Corrientes, se reunieron con diputados que escucharon la problemática del sector para trasladarlas posteriormente a ideas y soluciones que deriven en proyectos para mejorar las condiciones y los beneficios para este rubro de cultivo.

«Nosotros como legisladores tenemos el compromiso de escuchar a todos los sectores, este es un sector muy importante para el país», dijo el legislador por Misiones, Diego Sartori.

9015ef2c0be49cfaa136eedd2a4c6d46

En la oportunidad, participaron referentes de todos los distritos productores de tabaco; entidades que los nuclean; asociaciones, cooperativas y los diputados nacionales convocados por la Federación Argentina de Productores. La reunión se realizó este miércoles 4 de mayo en el Congreso de la Nación, con la idea de  unificar posturas frente al desfinanciamiento del Fondo Especial del Tabaco (FET), surgido a partir de la falta de pago de los impuestos mínimos al cigarrillo por parte de algunas empresas comercializadoras que obtuvieron este trato de privilegio mediante amparos judiciales.

Cabe recordar que este es el tributo clave que actúa como piedra angular de la estructura impositiva de la actividad tabacalera, el gravamen interno que abarca el expendio de cigarrillos de acuerdo con la Ley N° 24.6741. En cumplimiento de sus compromisos internacionales en materia de salud pública, la República Argentina decidió imponer una alta carga tributaria a dicho gravamen. El importe que religiosamente abona el fumador, lo recauda el Estado y lo coparticipa o redistribuye entre Nación, provincias y municipios y una parte también engloba la recaudación de ANSeS. “El sistema tributario que grava la comercialización de cigarrillos posee finalidades fiscales (incrementar la recaudación), extra fiscales (proteger la salud y desalentar el consumo), así como de promoción (favorecer el desarrollo de economías regionales y demás actores del sector)” señalaron los presentes para ratificar y unificar el reclamo.

Otro de los temas tratados fue el pedido de rebaja de las retenciones sobre las exportaciones de tabaco, carga que también encarece los costos de producción y disminuye los márgenes de utilidades del sector primario. Los presentes ratificaron que el tabaco tiene características de economía regional y que la materia prima tiene un proceso de industrialización previo a las exportaciones, dos de las condiciones para considerar la baja en el impuesto a las exportaciones que solicitaron al gobierno nacional. En la actualidad, abonan el 12 por ciento, una de las alícuotas más altas del país, mientras que otras economías regionales pagan el 5% o hasta el 0% en algunos casos.

Entrada anterior En plena crisis, Gómez Alcorta gastará 30 millones en autos nuevos
Entrada siguiente El Gobierno lanza una “consulta pública” por la explotación petrolera en Mar del Plata