Los trabajadores de la Unidad Ejecutora Provincial siguen con medidas de fuerza en reclamo por salarios dignos y pase a planta de los precarizados y monotributistas sujetos a contratos basura, con sueldos de entre $33 mil y $44 mil.

Los trabajadores de la Unidad Ejecutora Provincial, organismo dependiente del Ministerio de Coordinación de Gabinete provincial, continúan con su reclamo salarial y laboral y este jueves, además del paro y protesta frente al organismo, marcharon a Casa de Gobierno para obtener algún tipo de respuestas, dado que sostienen que hay buena voluntad por parte del Ministerio de Hacienda, pero el coordinador Esteban Romero –ex intendente de San Ignacio– está impidiendo una mesa de diálogo que podría resolver el conflicto. El paro y medidas de fuerza cuentan con el aval del sindicato ATE (Asociación de Trabajadores del Estado)

En diálogo con el Móvil y con el periodista Eduardo Pérez, del programa Televisión Abierta, Matías Cabral, denunció que “la situación muy crítica, prácticamente insostenible. Desde hace mucho tiempo venimos luchando contra la precarización laboral en la UEP. Es como si esto fuera un taller clandestino de costura, estamos trabajando por 35 mil o 44 mil pesos”, fustigó Cabral.

“La gente de planta también está muy mal paga. Nuestros contratos son de monotributistas no contamos con ningún tipo de beneficio (laboral) Y hay una falta de predisposición de la Coordinación de la UEP para solucionar este (conflicto) En el contexto económico actual, no podemos trabajar entre 6 y 10 horas diarias por ese sueldo”, insistió el vocero del sector.

El conflicto se mantiene “por un capricho del coordinador Esteban Romero”

Según el referente de los empleados de la UEP, mantuvieron una reunión en el Ministerio de Hacienda y “hay buena voluntad, pero se corta desde la institución. O simplemente, esto pasa por un capricho (del) coordinador Esteban Romero, que es el ex intendente de San Ignacio”, reveló Cabral, apuntando los dardos contra el ex alcalde renovador.

Esteban Romero – coordinador de la UEP

“En Febrero arrancamos con una promesa de aumento al doble de nuestro miserable salario. Pero estamos en junio y con la inflación, el sueldo se va a quedar atrás”, se lamentó Cabral, añadiendo que “sufrimos prácticas intimidatorias”. “Tenemos compañeros que no quieren participar de esta asamblea por más que sea justo el reclamo. Estamos pidiendo que se nos respete como trabajadores, formulamos proyectos para todos los misioneros”, recalcó.

Ante la consulta de TVA, Cabral describió su dramática situación: “Soy ingeniero agrónomo y gano 44 mil pesos”. Asimismo, como monotributista, debe pagar impuestos a AFIP, a la Agencia Tributaria de Misiones y al Colegio de Profesionales, por sumas que rondarían los 12 mil pesos, según las estimaciones de los trabajadores de la UEP. Es “una institución que se caracteriza por tener mayoría de profesionales y son monotributistas. Creemos que nuestro trabajo es muy importante”, bramó.

La crítica a un gobierno que no reconoce el esfuerzo a los profesionales

“El Posadas Ciudad Universitaria es lo que se quiere vender desde acá. Pero ¿para qué vamos a seguir ese slogan y vamos a hacer que nuestros hijos vayan a la universidad si realmente nunca se va a reconocer ese esfuerzo y la capacidad de producción de un profesional?”, retumbó Cabral, insistiendo en que “estamos por debajo de la línea de la indigencia”.

En esta línea, Cabral destacó que el trabajo que desarrollan en la UEP genera enormes dividendos económicos y laborales a la provincia. “Miles de millones de pesos de formulación de proyectos pasan y se concretan porque nosotros estamos sentados en nuestro taller clandestino acá arriba en la UEP, donde nadie sabe lo que pasa acá adentro, por el monto que nos pagan”, exclamó el ingeniero.

“Decidimos salir porque no hay respuestas. Es un desgaste estar reclamando por algo justo. Y por una situación que no sé si existe en otro lugar. Esperamos que esto pueda generar presión a otro nivel, si acá no se decide ayudar a los trabajadores es imposible que los otros sectores puedan concretar algo”, sentenció Cabral.

“Como no hay buena voluntad acá vamos a tratar de conseguir algo (en Gobernación)”, remató.

Entrada anterior “Lo que sucedió con Galeano es que fue un ‘Borocotó’”, dijo el ex fiscal Wickström
Entrada siguiente Duro comunicado de Israel por el avión iraní retenido en Ezeiza