El plenario nacional de la Confederación Argentina de Trabajadores de Transporte (CATT)  realizó un debate con sus 42 gremios donde los delegados mostraron su preocupación por la inflación y convocaron a marchar contra los grupos económicos especulativos.

Sergio Sasia, titular de la confederación que reúne a los trabajadores transportistas, fue el anfitrión del plenario nacional de la CATT realizado en la noche del martes 12 en el auditorio del gremio que conduce, Unión Ferroviaria, y recibir a los delegados de 42 organizaciones sindicales que, juntas, conforman el sello más importante del sindicalismo vernáculo sólo superado por la CGT. 

Y fue, precisamente, la apelación a la directiva de la central obrera de la calle Azopardo, que dirigen Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano de Camioneros, cuyo gremio integra la CATT, para que el  movimiento obrero salga a la calle y proteste por el alza del costo de vida, el día que se recuerda la muerte de Eva Perón, el próximo 26 de julio, la moción que más aplausos cosechó durante las intervenciones orales de los presentes que hacían fila para explicar lo mal que la están pasando los asalariados por culpa de la inflación.

Sin dudas, el más aplaudido del plenario fue el taxista Jorge García quien señaló crudamente, «la inflación está matando a nuestros trabajadores porque más allá de todos los problemas del Gobierno está la problemática del aumento de los precios que estos grandes monstruos de empresarios concentrados cambian todos los días, los renuevan a diario. Y, esta situación, la sufren todos los trabajadores, así que la CGT va a tener que hacer una marcha lo antes posible porque de alguna manera hay que frenar a los especuladores. La verdad es  que no sirve que estemos  discutiendo constantemente los salarios de la gente, si éstos siempre corren detrás del incremento de los precios de lo que consumen los laburantes».

Si bien la decisión de marchar en gran número hacia el Congreso Nacional está prácticamente adoptada de parte de los principales sindicalistas que integran el Consejo Directivo de la CGT, el encuentro nacional de la CATT vino a sumar más presión a la realización de una marcha que, tal como reportó el diariodelegado.com.ar servirá para «recuperar la presencia en las calles que siempre tuvo el peronismo a través de las organizaciones sindicales, que en los últimos tiempos quedó opacada por los movimientos piqueteros y las marchas de la izquierda”, según explicó una alta fuente histórica de la central obrera.

El documento del plenario de la CATT que será girado a la dirección de la CGT es explícito en la cuestión al señalar que «el actual contexto general que vive el país, se ve agravado por el proceso inflacionario, por una permanente suba de precios de la canasta básica, impulsada en gran parte, por los grupos económicos especulativos, la inestabilidad  de los acuerdos paritarios, el deterioro del poder adquisitivo de los salarios, las jubilaciones y los planes sociales, lo que constituye un cuadro dramático donde miles de trabajadoras  y trabajadores caen diariamente bajo la línea de la pobreza».

Al respecto, Sergio Sasia de la Unión Ferroviaria, explicó «vamos a ir con este documento a la reunión de la CGT y tenemos que realizar una medida conjunta. Si bien no estamos analizando un paro del sector por algunas cuestiones no resueltas desde la administración central, la realidad es que el tema de la inflación nos preocupa por eso entendemos que hay que hacer alguna acción, una marcha, para frenar la remarcación de precios. En el caso del trabajador ferroviario obtuvimos una paritaria interesante del orden de más del 42 % por seis meses previendo el incremento de precios que se registra hoy en día pero hay otros sectores del transporte que están muy mal, atrasados con el tema de los  salarios y, otros, que ingresaron en conciliaciones obligatorias, por eso desde la CATT acompañamos las luchas».

Daniela Pantalone del gremio de Aeronavegantes afirmó en el plenario que «la situación de los salarios es muy complicada. Se licúan los ingresos y debemos dar una respuesta contundente para frenar esta escalada».

Pablo Biro de la Asociación Pilotos Líneas Aéreas (APLA), una de las organizaciones  que se encuentra en conciliación obligatoria porque ya avanzaron en una medida de fuerza, explicó que «la lógica de negociación en paritarias y los acuerdos alcanzados  se desvirtúan al poco tiempo por el proceso de aumento de los precios pero hay que tener en claro el contexto mundial que no ayuda. En los Estados Unidos la Reserva Federal sube las tasas para retener dólares, la economía del mundo está dolarizada, ocurre en Europa y en América Latina, los insumos requeridos para funcionar en estos países dolarizados hacen que estos  países emitan y el fenómeno de la inflación no es un invento nuestro».

Y añadió: «Esto no justifica los errores de algún funcionario en particular pero sería injusto no mencionar que este flagelo está ocurriendo en todo el mundo capitalista. Nosotros somos muy críticos cuando los funcionarios  no defienden los intereses nacionales. En nuestro  sector hay problemáticas  muy complejas, por ejemplo, la destrucción de la marina mercante o la situación de los barcos de bandera extranjera que pagan el combustible a la mitad del precio actual y tienen menos carga impositiva o, en aviación, la manera en la que se beneficio a las aerolíneas low cost en perjuicio de la aerolínea de bandera. Por eso, somos críticos en algunos temas y creemos que si todos los países defienden sus intereses, la Argentina debe hacer lo mismo para desarrollarse».

El malestar por la actual situación económica se profundiza cuando se toma nota de cierto ninguneo de parte de la administración de Alberto Fernández que fue explicado por Sergio Sasia en el plenario, «…una vez nos dijo el Presidente que éramos parte de este gobierno y en la reunión del Consejo Directivo de la CATT hemos escuchado muchas voces que denunciaron que no nos sentimos parte del gobierno cuando, por ejemplo, el fin de semana pasado, tuvimos que mirar por televisión que pasaba con la designación de un ministro de economía. La CGT debió haber participado del presente y futuro que queremos para los trabajadores argentinos y lo terminamos mirando por televisión».

Entrada anterior Infraestructura turística: se presentaron más obras para Misiones
Entrada siguiente Grabois amaga con romper con el Frente de Todos: “Es una decepción tremenda”