Alberto Fernández apuntó contra «los que quieren ganar aprovechando la incertidumbre» y avisó que «nadie se salva solo». Encabezó la promulgación de la Ley de VIH y la Ley de Oncopediatría junto a Carla Vizzotti.

El presidente Alberto Fernández afirmó este viernes que el Gobierno Nacional «está dispuesto a dar las peleas que haya que dar» para que «la gente no tenga que resignar derechos», al encabezar junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, la promulgación de las leyes de VIH, Hepatitis Virales, Tuberculosis e Infecciones de Transmisión Sexual y de Oncopediatría.

El jefe de Estado aseguró que «estará siempre ayudando» a las personas que padezcan enfermedades, al encabezar el acto en el Salón de las Mujeres Argentinas del Bicentenario de la Casa Rosada.

Thank you for watching

El Gobierno nacional, sostuvo Fernández, «está dispuesto a dar las peleas que haya que dar para que la gente no tenga que resignar derechos».

«A los que especulan, a los que quieren ganar aprovechando la incertidumbre, les aviso: si quieren probar nuestra fuerza, la van a probar. Si piensan que vamos a dudar, hoy tienen la prueba de que no lo haremos y vamos a seguir con lo que estamos haciendo», remarcó el mandatario.

El Presidente advirtió que los especuladores debían saber que «no hay tiempo para la especulación» porque «nadie se salva solo».

Fernández consideró que a «Argentina le fue mejor cuando dio derechos que cuando los quitó» y sostuvo que las dos normativas promulgadas hoy muestran que «la sociedad civil y el mundo de la política, más allá de ideologías, pueden construir proyectos comunes».

Qué dijo Alberto Fernández hoy

Sobre la Ley de HIV, el mandatario ponderó que fue declarada de «interés público» porque «el Estado está obligado a dar atención a quienes la necesitan».

Y agregó: «Hoy nos comprometemos más para hacer sencilla la vida a los que padecen una enfermedad para que se puedan tratar y convivir con ella».

«La jurisprudencia amplía derechos. Ya no es la decisión de un juez, sino que está presente en la normativa legal, garantizando la vida plena de que quienes están enfrentando la enfermedad», destacó.

En cuanto a la Ley de Oncopediatría, Fernández indicó que «busca algo más que socorrer a los pequeños», al asegurar que con la norma se pretende «acompañar a los padres de los pacientes en cuestiones como laborales y médicas».

«El Estado está para igualar condiciones. Nadie debe quedar a la intemperie por no poder pagar una medicina prepaga o un tratamiento médico», fundamentó.

Las leyes de salud que impulsó el Gobierno

Vizzotti, por su parte, dijo que «es un día muy importante en el que se concretan muchas luchas» y reseñó que «este Presidente le devolvió rango de Ministerio a la cartera de Salud», en alusión a la categoría de Secretaría que el gobierno de Mauricio Macri había otorgado al área durante esa administración.

Asimismo, la funcionaria resaltó que las dos normas promulgadas «son dos leyes que amplían derechos» y señaló que beneficiarán a «dos mil niños y adolescentes junto con sus familias».

Sobre la Ley de Oncopediatría explicó que abarca «la atención integral del niño y adolescente» que «favorece el diagnóstico y mejora la calidad de los cuidados», y reportó que «el 80 por ciento de los niños con cáncer se tratan en hospitales públicos, y esta ley beneficia a muchas personas», entre ellas «a adolescentes de 15 a 18 años, que van a tener cobertura, y a sus familias, por el impacto laboral, económico y social».

«Más allá de ideologías, podemos confluir en proyectos comunes como estas dos leyes», destacó

En ese sentido la norma «articula con otras jurisdicciones y dependencias del Estado», y enumeró a «Desarrollo Social, Trabajo, Educación y Transporte».

En cuanto a la Ley de VIH, Hepatitis Virales, Tuberculosis e Infecciones de Transmisión Sexual, la ministra explicó que «tiene un abordaje de derechos humanos con perspectiva de género e igualdad, y da una respuesta integral e intersectorial», en donde contempla «investigación, prevención, diagnóstico, tratamiento, asistencia legal y combate la discriminación y la criminalización», además de la asistencias con «medicamentos y vacunas».

La ley «beneficiará a 140.000 personas con VIH y para prevenir los 4.500 casos por año, a 12.000 que padecen tuberculosis y 1.000 que tienen hepatitis virales», completó la ministra.

Vizzotti explicó que el Gobierno nacional «aprobó otras leyes» vinculadas a salud y ejemplificó las de «fibrosis quística, IVE (Interrupción Voluntaria del Embarazo), 1.000 Días, Alimentación Saludable, Cannabis y Cáñamo industrial, Cuidados paliativos, Prevención del suicidio».

La titular de la cartera de Salud anunció que el 26 de agosto próximo presentará en Salta un trabajo sobre el Mal de Chagas «para el control y eliminación de esa enfermedad».

«A 12 años hoy de la sanción de la Ley de Matrimonio igualitario, pionera y que nos enorgullece, y que abrió caminos en la Argentina y la región. Agradezco al Presidente por priorizar la salud y ampliar derechos con la promulgación de estas dos leyes», subrayó.

Ley de VIH

Estuvieron también presentes en el acto los ministros de Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; y de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; los secretarios de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; y de Calidad en Salud, Alejandro Collia; el diputado nacional y ex ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán; la legisladora nacional Carolina Gaillard; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti; y la presidenta del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, Victoria Donda; entre otros.

La Ley de VIH, Hepatitis Virales, Tuberculosis e Infecciones de Transmisión Sexual cambia el paradigma biomédico establecido por la normativa anterior, sancionada en 1990, por un enfoque orientado a los géneros y los derechos humanos.

Es una iniciativa que busca garantizar la atención integral de manera gratuita e impulsando la eliminación del estigma y la discriminación y prohíbe las pruebas de diagnóstico de VIH, Hepatitis, TBC e ITS en los exámenes preocupacionales o para ingresar a instituciones educativas.

Entrada anterior La Ley de Alquileres, en agenda de Diputados
Entrada siguiente “Nos quieren mandar a trabajar y eso no es justo”: el reclamo de una beneficiaria de un plan social que se hizo viral