Los turistas eligieron las Cataratas del Iguazú para visitar durante este receso invernal. La ocupación hotelera registró un 86% de ocupación y según fuentes del Parque Nacional al menos 70 mil turistas visitaron el parque durante la primera semana de julio. 

Los turistas eligieron las Cataratas del Iguazú para visitar durante este receso invernal. La ocupación hotelera de la localidad registró un 86% de ocupación de habitaciones y según fuentes del Parque Nacional al menos 70 mil turistas visitaron el parque durante la primera semana de julio. Esperan el pico de visitantes para el próximo fin de semana.

Solo durante la semana del 9 al 15 de julio, el parque recibió a más de 40 mil personas que buscaban deleitarse con la belleza del paisaje misionero.

Con más de cuatro mil ingresos diarios, el Parque Nacional Iguazú permite a los visitantes disfrutar de una de las maravillas del mundo, ahora sin restricciones. Desde el Iguazú Turismo Ente Municipal (ITUREM), destacan que el turismo en la Ciudad se atraviesa una temporada increíble. Resaltan que incluso mejor que antes de la pandemia.

Parque Nacional Iguazú

Solo durante la semana del 9 al 15 de julio, el parque recibió a más de 40 mil personas que buscaban deleitarse con la belleza del paisaje misionero. El sábado 16 de julio, casi cinco mil personas visitaron el parque. Desde el ITUREM, señalaron que el flujo de turistas se asemeja al que atraviesan durante Semana Santa.

Parque Nacional Iguazú

En lo que respecta a la ocupación hotelera, se registró un 86% de ocupación en alojamiento, con una pequeña inclinación hacia los establecimientos más económicos. Leopoldo Lucas, representante del ITUREM, recalcó «Podemos notar un gran incremento en el movimiento turístico».

Esta temporada los turistas de todo el país y el mundo optaron por disfrutar de la gastronomía regional, sumergirse en la naturaleza y disfrutar de una de las Siete Maravillas del Mundo. 

Entrada anterior Covid en la Argentina: en las últimas tres semanas los casos crecieron 54%
Entrada siguiente En sólo cuatro años Bolsonaro llevó a cada brasileño a ser más pobre