La industria tuvo una mejora del 0,3% en junio y quedó 2,8% por debajo de diciembre pasado. Las empresas advierten por el impacto de la inflación y las dificultades de acceso a dólar para importar.

La industria tuvo una leve mejora del 0,3% mensual en junio quedó 2,8% por debajo de los niveles que dejó diciembre pasado. Los empresarios industriales advirtieron que en el segundo semestre existen varios elementos de incertidumbre, algunos de los cuales tienen que ver con la situación de la demanda agregada, luego de la fuerte aceleración de la inflación y el encarecimiento del crédito con impacto tanto en el consumo como en la inversión. El Gobierno espera que la actividad sectorial se mantenga con mejoras sobre los tres años previos pero a ritmos más moderados.

El Centro de Estudios para la Producción XXI (CEP XXI), que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo, informó a través de su Panorama Productivo mensual que el mes pasado la producción manufacturera mostró una suba del 0,3%. La información surge del IPI-Cammesa, que a través de una ponderación de los números de consumo eléctrico de las fábricas permite estimar los niveles de actividad.

Thank you for watching

Si se repitiera el mismo dato en la medición del Indec, que había arrojado una baja del 1,1% en mayo y junio se conocerá recién el 9 de agosto próximo, la industria habría operado 2,8% por debajo de los niveles que dejó diciembre de 2021. El CEP XXI sostuvo que se espera que en el segundo semestre la actividad sectorial continúe operando por encima de los últimos tres años aunque «a ritmos más moderados».

En detalle, con la medición de Desarrollo Productivo, la industria creció 5,8% interanual el mes pasado y 18,5% contra 2019. De la muestra de 1.060 plantas industriales consideradas, el 58% demandó más energía eléctrica en junio de 2022 que un año atrás, el 70,4% demandó más que en el mismo periodo de 2020 y el 65,6%, más que en el mismo lapso de 2019.

Por su parte, y a diferencia del Indec, el relevamiento de la UIA arrojó una suba de 0,9% mensual sin estacionalidad en mayo. En línea con el CEP XXI, la casa fabril precisó que los datos preliminares de junio también les dan variaciones interanuales elevadas, pero resaltaron que la base de comparación es muy baja porque estuvo afectada por la segunda ola de la pandemia con restricciones a la circulación y faltantes de algunos insumos, sobre todo oxígeno.

En su último informe de Actualidad Industrial, la entidad manifestó que el primer semestre cerró con buenos niveles de producciónpero advirtieron que para el segundo existen varios elementos que generan incertidumbre entre los empresarios. Algunos, señalaron, «están vinculados con la situación de la demanda agregada, a partir de la aceleración de la inflación, el encarecimiento del crédito y el consecuente impacto sobre el consumo y la inversión«.

Los industriales consideraron que las últimas tensiones macroeconómicas tuvieron impacto negativo en las expectativas de inflación y el mercado de cambios, en el marco de dificultades de acceso a divisas para importar. «Esta situación encarece y limita el abastecimiento de insumos claves para la actividad industrial», explicó la UIA.

En las últimas reuniones de los empresarios con Desarrollo Productivo y el BCRA se les transmitió que las restricciones de aceso a dólares podrían mermar a partir de septiembre o finales de agosto. Es que el equipo económico espera un gasto de energía en torno a los USD 2.000 millones mensuales que imapctarán en la cantidad de reservas. En definitiva, «hay que pasar el invierno», es el mensaje que repitián algunos interlocutores del Gobierno.

Por último, afirmaron que el escenario internacional derivado de la salida de la pandemia y la guerra en Ucrania tiene efecto sobre las exportaciones y la «generación de divisas genuinas». «En un contexto global de tensiones de las cadenas de suministros y suba de las tasas de interés, la situación del mercado de cambios presiona sobre las cadenas de pago a proveedores

Entrada anterior Una familia no llega a alimentarse con un salario mínimo
Entrada siguiente Aumentos de precios: “La gente ya no resiste más”