En el acto en homenaje a Eva Perón, fue casi la única crítica del cotitular cegetista Héctor Daer a la Casa Rosada. En cambio, insistió en la responsabilidad del gobierno de Cambiemos en la crisis. Fuerte presencia del Movimiento Evita

Recién a los 14 minutos de comenzado su discurso, Héctor Daer admitió que “la inflación es un problema para nosotros”. Antes, y después, el cotitular de la Confederación General del Trabajo (CGT) aprovechó el acto en conmemoración de la muerte de Eva Perón de esta tarde para cargar las tintas contra el gobierno de Cambiemos, que finalizó hace dos años y 7 meses, como el responsable de la actual crisis socioeconómica: “Las respuestas las deben dar todos. No es que estamos apretando a nuestro gobierno porque los que tienen responsabilidad superior en esto son los que destruyeron la economía y dejaron embretados a nuestro país en una deuda impagable”.

Cuando se refirió al gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, en cambio, se mostró comprensivo: habló de “los días difíciles de nuestro país”, aunque inmediatamente recordó que “salimos de una pandemia y entramos en un proceso de guerra que trastoca al mundo”.

En su única mención ligeramente crítica de la Casa Rosada, Daer advirtió: “A este gobierno peronista le reclamamos que es necesario hacer todos los esfuerzos y poner toda la impronta para resolver este proceso especulador, que lo único que persigue es la devaluación para empobrecer al pueblo argentino y de esa manera tener habilitado el 2023 para una Argentina más pobre”.Héctor Daer le hizo más reclamos al gobierno de Cambiemos que al del Frente de TodosHéctor Daer le hizo más reclamos al gobierno de Cambiemos que al del Frente de Todos

“Queremos que la política se ponga al frente de encontrar el camino para salir de esta crisis”, sostuvo el sindicalista al insistir en los motivos por los cuales la CGT marchará el 17 de agosto entre la Plaza de la República y la Plaza de los Dos Congresos. Y agregó: “No lo hacemos desde la antipolítica porque somos parte de la política argentina, pero las responsabilidades de lo que está sucediendo son de la política, que no encontró los instrumentos suficientes y necesarios para no atravesar estos momentos”.

El cotitular cegetista dijo que “algunos creyeron que endeudando a nuestro país íbamos a tener esa salida al mundo que nos planteaban y que confundieron a muchos compañeros nuestros” y consideró que “por eso cuando nos dicen que si hubiera sido otro gobierno la CGT le hubiera hecho 4 o 5 paros, habría que preguntarse si es lo mismo un gobierno que ante la peor tragedia sanitaria del mundo puso el ATP para tener las empresas abiertas con los trabajadores adentro”.

El discurso de Daer cerró un acto de ajustada organización -a cargo del secretario de Políticas Educativas de la CGT, Sergio Romero-, que se hizo en el salón Felipe Vallese del edificio de Azopardo 802, mientras en la calle seguían su desarrollo ante una pantalla gigante unos 5000 militantes (se destacaron las columnas de UPCN, UOCRA, Obras Sanitarias y UDA) y de organizaciones sociales cercanas al Gobierno como el Movimiento Evita, Barrios de Pie y la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP).Gildo Onorato, Emilio Pérsico, Sergio Romero y Juan Carlos Schmid, en la primera filaGildo Onorato, Emilio Pérsico, Sergio Romero y Juan Carlos Schmid, en la primera fila

El encuentro, ante 300 invitados sentados en el salón, comenzó con una bendición del padre Pepe Di Paola, quien destacó que Eva Perón “llevó el Evangelio en sus palabras y sus obras” y “representa el cristianismo encarnado en una mujer”. Luego se proyectó un video con el último discurso de Eva Perón y, a continuación, habló la dirigente María Belén Ratto (espectáculos públicos), cosecretaria de Prensa de la CGT, quien exaltó la figura de la segunda esposa de Juan Domingo Perón.

Hubo muchas ausencias sindicales. Las más previsibles fueron las de los dirigentes de la CGT del moyanismo y del sindicalismo K, que prefirieron hacer, a la misma hora, una “Marcha de Antorchas” ante el Ministerio de Desarrollo Social, en la Avenida 9 de Julio y Moreno. Pero tampoco estuvieron el cotitular cegetista Carlos Acuña (estaciones de servicio) y el secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, Gerardo Martínez (UOCRA), ambos con parte de enfermo. Sí se destacaron las presencias de dirigentes sociales como Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro (del Movimiento Evita), Gustavo Menéndez (Barrios de Pie) y Gildo Onorato (UTEP). Los tres primeros son funcionarios del Gobierno.

Como era de esperarse, el acto terminó con la Marcha Peronista entonada a los gritos y muchos dedos en V, aunque al principio hubo dos estribillos coreados por los asistentes. Uno decía: “Somos de la gloriosa Juventud Peronista, somos los herederos de Perón y de Evita, a pesar de las bombas, de los fusilamientos, los compañeros muertos, los desaparecidos, no nos han vencido”. El otro, un clásico de los años setenta, fue “Borombombón, los sindicatos son de Perón”.

Aun en ese viaje al pasado que propuso la CGT para recordar a Eva Perón, pareció fuera de registro una pancarta colgada en el salón Felipe Vallese por el Sindicato de Panaderos con una intolerante frase del fundador del PJ que anticipó la grieta: “Al amigo todo, al enemigo ni justicia”.

Entrada anterior El consumo de alcohol acelera el envejecimiento, según un estudio en genética de la Universidad de Oxford
Entrada siguiente Regularización de tierras en el barrio Elena: cumplen el sueño de más de 150 familias