Tras un día caótico con reuniones, el titular de la Cámara Baja quedará a cargo de Economía, Producción y Agricultura y eso desató múltiples cambios en el Gabinete

A través de un comunicado oficial, Alberto Fernández confirmó a Sergio Massa como superministro de Economía, en una cartera que absorberá a las de Desarrollo Productivo y Agricultura. El cambio en el Gobierno fue presentado como una reorganización de “las áreas económicas de su gabinete para un mejor funcionamiento, coordinación y gestión”.

Massa anunció en un primer momento que la hasta ahora ministra de Economía, Silvina Batakis, continuará en el Gobierno pero no precisó en qué cargo. Más tarde, se confirmó que quedará al frente del Banco Nación.

En declaraciones a los periodistas acreditados en la Cámara de Diputados, Massa adelantó: “El lunes voy a empezar a hablar de los nuevos funcionarios”. De todos modos, a lo largo de la tarde de este jueves fueron conociéndose flamantes designaciones.

Según se confirmó desde la Casa Rosada, en la mañana del jueves Batakis puso su renuncia a disposición del Presidente, pero el mandatario se la rechazó. Ahora tendrá un nuevo cargo, bastante menor que el anterior.

A su vez, Daniel Scioli, nombrado ministro de Desarrollo Productivo a mediados de junio, regresará a la embajada argentina en Brasil, cargo “donde realizó un excelente trabajo”, anunciaron desde Presidencia.

Por otra parte, Julián Domínguez, quien era responsable de la cartera de Agricultura, Ganadería y Pesca, presentó su renuncia y fue aceptada por el Presidente, quien solo le agradeció en un comunicado escueto “el trabajo realizado durante su gestión”.

Además de esos dos ministerios, Massa tendrá bajo control las “relaciones con los organismos internacionales, bilaterales y multilaterales de crédito”, subrayaron desde la Rosada.

El exjefe de Gabinete en la primera gestión de Cristina Fernández de Kirchner asumirá el “nuevo ministerio” luego de que resuelva su alejamiento de la Cámara baja. El referente del Frente Renovador convocó a una sesión especial el próximo martes para formalizar su salida del cuerpo.

Por lo pronto, la diputada del Frente de Todos Cecilia Moreau reemplazará a Sergio Massa al frente de la Cámara baja desde la próxima semana.

Otros cambios

Este jueves ya se había confirmado la salida de Gustavo Beliz, muy cercano a Alberto Fernández. El ahora exsecretario de Asuntos Estratégicos estuvo en la Rosada y le comunicó personalmente su decisión al jefe del Ejecutivo con una nota. “Que dios lo guarde en su gloria”, remató su breve carta Beliz, fiel a su estilo.

Además, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, presentó su renuncia, aunque -como en el caso de Batakis- el mandatario no la aceptó.

Quien sí dejó su cargo este jueves fue Mercedes Marcó del Pont, que encabezaba la AFIP. Reemplazará a Beliz en Asuntos Estratégicos.

Si bien en un principio sonó el nombre del massista Guillermo Michel para sustituir a Marcó del Pont, el que desembarcará en la AFIP será Carlos Castagneto, el preferido de Cristina Kirchner.

Allegados y posibles medidas

Un nutrido grupo de economistas forma el tanque de ideas alrededor del flamante ministro de Economía, Producción y Agricultura, Sergio Massa.

El equipo incluye a un exministro de Economía de Cristina Fernández de Kirchner: Miguel Peirano, asesor de los industriales durante muchos años y con perfil desarrollista, muy cercano a las compañías de energía.

Además de Peirano, el equipo está integrado por el subdirector del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), Lisandro Cleri; el actual director general de la Aduana, Guillermo Michel; el titular del INDEC, Marco Lavagna; y el experto en temas del campo, Gabriel Delgado.

Massa también mantiene vínculo fluido con el expresidente del Banco Central Martín Redrado; y los socios del estudio Equilibra, Diego Bossio y Martín Rapetti.

Varios ya formaron el comité de la deuda soberana, que está integrado por el secretario de Finanzas, Eduardo Setti; el propio Cleri; Federico D´Angelo, del Fondo de Garantía de Solidaridad (FGS) de la Anses; y Pablo Mayer Carrera, cercano a Massa, quien entró al directorio del BCRA en lugar de Diego Bastourre, que era hombre de Martín Guzmán.

Massa habría trabajado en un plan de emergencia para los primeros sesenta días de Gobierno, que incluiría buscar una fuente alternativa de financiamiento en divisas.

También habría un incentivo mayor al dispuesto por el Banco Central, para que los productores vendan lo que queda de la cosecha de soja.

Entrada anterior El ferrocarril Urquiza Cargas vuelve a llegar hasta Encarnación, Paraguay
Entrada siguiente La escasez de garrafas ya se siente en varios municipios misioneros