Tras la pandemia, que afectó las ventas y la producción, el nuevo directorio de Aguas Misioneras comenzó un proceso de reactivación con el fin de recuperar los mercados donde el producto ya era una elección para los consumidores.

El presidente del directorio de Aguas Misioneras, Ángel Vallejos, afirmó que la nueva conducción, que asumió hace 60 días, trabaja para reactivar la producción en sus plantas de San Javier y Santa María luego de la paralización que sufrió producto de la pandemia.

El funcionario señaló que esa es la principal premisa del nuevo equipo de trabajo: apuntalar la unidad comercial y recuperar presencia en las 17 provincias en las que se vendía el producto Agua de las Misiones en sus diferentes variantes.

“La otra unidad de negocio ha continuado trabajando y se convirtió un poco también en el sostén de la empresa en este tiempo, así que ahora la premisa principal que tenemos es la de apuntalar a la otra unidad de negocio que es la unidad comercial sobre todo también teniendo en cuenta de que en su momento llegó a estar presente en 17 provincias”, afirmó.

Para Vallejos, el producto tiene una notable calidad por lo que se convirtió en muy requerido y demandado. “Ya está probada su calidad y su pureza al ser un agua también de baja mineralización, que es una característica muy propia del producto que hace que sea muy demandado.  A partir de eso tenemos grandes expectativas de poder repuntar esta situación en muy poco tiempo”, señaló.

El funcionario recordó que la producción se vio afectada por la pandemia debido a una retracción de las ventas, básicamente, por la parálisis que sufrió el sector gastronómico, donde Agua de las Misiones tenía una fuerte presencia debido al maridaje que tenía para acompañar vinos, té o café.

“Va muy bien como acompañamiento y esto la hizo muy popular en el rubro gastronómico que, como todos sabemos, se vio fuertemente afectado. Si bien acá en la provincia, quizá el cierre no fue tan prolongado, si lo fue en otros lugares como ser Buenos Aires y otros puntos. Eso hizo que muchas de las ventas y la presencia que Agua de las Misiones tenía en esos puntos, se fuera decayendo”, analizó.

Vallejos informó que en estos momentos se trabaja con mucha fuerza en la planta de San Javier, donde se envasa el producto junto a la de Santa María y destacó que la empresa pudo mantener, en un contexto complicado, su plantel de trabajadores, que alcanza las 140 personas.

“Aguas hizo un esfuerzo también durante todo ese tiempo, un esfuerzo muy grande en mantener su planta de personal y en abonarle los sueldos a los a los empleados, lo cual hizo que tuviera que ir de pronto desatendiendo otras cuestiones que son esenciales en el proceso de envasado del agua”, indicó.

En este contexto subrayó que el apoyo del gobierno provincial resultó fundamental para sostener su planta de trabajadores. “Con el nuevo directorio, asumimos las funciones en el mes de junio y la situación, en ese momento era de la paralización. Estamos por cumplir 60 días”, recordó.

Actualmente, la planta de San Javier elabora los productos denominados PET, es decir, las botellas de plástico en sus tres presentaciones: medio litro, litro y medio y el botellón de seis litros.

“Está funcionando ya en las tres presentaciones. La semana que viene tenemos previsto arrancar también con la presentación gasificada que se comercializa en la presentación de 500 centímetros cúbicos y litro y medio y la otra planta que es la planta de Santa María ahí se envasaba la representación gourmet, que es la botella de vidrio que se comercializaba exclusivamente en el rubro gastronómico, esa planta todavía no está en funcionamiento”, indicó.

Entrada anterior Herrera Ahuad tras la designación de Massa en Economía: “Tenemos grandes expectativas”
Entrada siguiente Eduardo Reina: “Creo que el gobierno está acabado y es su último manotazo de ahogado”