El titular del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento fue fotografiado mientras se preparaba para salir del país junto a su esposa, devenida en dirigente política. El gobierno continúa avanzando contra el turismo mientras sus dirigentes pasean por Madrid, Roma, Londres y Estados Unidos.

Un grupo de argentinos fotografió al administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), Enrique Cresto, en el aeropuerto de Ezeiza mientras esperaba para embarcar rumbo a Estados Unidos junto a su pareja, Leticia Ponzinibbio.

El hecho ocurrió el último 11 de julio a las 21.00. El dirigente entrerriano fue visto junto a su esposa, quien practica una paulatina incursión en la arena política entrerriana, y las respuestas en las redes sociales no se hicieron esperar. “Cuánta hipocresía hay en el kirchnerismo”, aseguró un usuario. “A quienes lo votan y han transformado Concordia en una villa miseria, les debe encantar”, “Colisionando con el derecho a generar trabajo”, “Por lo que veo, tampoco se ducha muy seguido”, ironizaron los usuarios.

El viaje del funcionario nacional llega en un momento de extrema polémica por el contraste entre las palabras de la flamante ministra de Economía de la Nación, Silvina Batakis, quien aseguró que “los intereses del turismo colisionan con los de la generación de trabajo” y la realidad de numerosos dirigentes kirchneristas viajando por el mundo.

Entre ellos, se supo que su propio hijo adolescente, al momento de las declaraciones de Batakis, se encontraba en Londres. El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, fue fotografiado aquella misma semana tomando cerveza en Madrid y el titular de la cartera de Seguridad de la nación, Aníbal Fernández, fue visto saliendo de una exclusiva tienda en Roma.

Pero como si todo lo anteriormente mencionado fuera poco, durante la polémica de Cresto, también se pudo ver también a su esposa, Leticia Ponzinibbio, quien cuenta con un extenso prontuario, incluyendo dos juicios por evasión fiscal en 2011 y 2016 por la Justicia Federal de Paraná, y lucha por un lugar en la arena política de Concordia.

En el año 2000, Ponzinibbio creó una empresa de publicidad llamada Imagen Publicidad y Comunicaciones (IPC), que estuvo en actividad durante muchos años y terminó siendo dada de baja por AFIP por no pagar las cargas patronales ni presentar las declaraciones juradas.

La polémica en torno a la pareja que decidió vacacionar en Estados Unidos en el marco de la peor crisis argentina, incluye también un extenso historial de vehículos casi absurdo y un sueldo que, a todas luces, está muy por encima de la media nacional.

En la Argentina del hambre, Enrique Cresto percibe más de 600 mil pesos mensuales por su labor en el ignoto Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento.

Entrada anterior El día que Cristina Kirchner pidió la renuncia de Fernando de la Rúa
Entrada siguiente El dato negado por Casa Rosada: Cuánto cobran las empleadas de Fabiola Yáñez