Así lo revela un informe de la Asociación de Bancos Argentinos. Los préstamos bancarios representan el 10% del PBI, mientras que el promedio de la región es del 50%.

Un nuevo relevamiento realizado por la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA) revela que Argentina es el país de la región que posee menor volumen de préstamos y depósitos bancarios en relación a su PBI y, por ende, posee el menor grado de bancarización

Según los datos recabados, en la Argentina los préstamos bancarios representan el 10% del PBI, mientras que el promedio de la región es del 50%.

Sobre este punto, ADEBA destaca tres factores fundamentales para el bajo nivel de bancarización de los últimos 20 años: : inestabilidad del valor del peso y la alta presión impositiva sobre los usuarios de servicios bancarios.

Impuestos

La entidad consideró que «las empresas y personas que usan el sistema financiero están sujetos a una excesiva carga impositiva -nacional, provincial y municipal- que no tiene parangón con ningún otro país de la región ni, seguramente, del mundo.

Todas estas cargas e impuestos terminan encareciendo las operaciones de créditos y de pagos que realizan los usuarios bancarios.

Los usuarios del sistema financiero han pagado, solo en concepto de ICD en 2021 $ 750.000 millones de pesos, eso equivale más que a la suma de lo recaudado por derechos de importación, tasa estadísticas e impuestos a los combustibles.

Los $ 535.000 millones pagados solo en el primer semestre de 2022 y solamente por ICD equivalen a más de 75.000 camionetas pick-up 0 km. Esto da un orden de magnitud de la carga que debieron soportar los usuarios financieros por hacer pagos y transferencias en el sistema financiero y prestadores de servicios de pagos.

Promedio

En tanto, en un estudio encargado por ADEBA a la Fundación Mediterránea se remarca que «los impuestos representan en promedio el 44% de lo que se paga al tomar un préstamo, mientas la tasa de interés sin impuestos representa el 56% restante».

«Es decir, la toma de préstamos, tanto para producción como para consumo, esta penalizada y desalentada por la alta carga tributaria de Nación, Provincias y Municipios», destaca el estudio titulado «Impacto de los impuestos sobre el costo de los impuestos sobre el costo del financiamiento en Argentina».

Conclusiones

Javier Bolzico, presidente de ADEBA, reflexionó: “Es hora de analizar la forma de bajar la carga que Nación, Provincias y Municipios le imponen a las empresas y personas que toman créditos y usan servicios financieros”.

“Los actuales niveles de impuestos no son compatibles con un mercado de crédito bancario vigoroso y con inclusión financiera amplia”, añadió.

A modo de cierre, la entidad consideró que «cambiar la situación actual requiere definir cuál es la exacción impositiva total sobre la economía (empresas y personas) compatible con el crecimiento inclusivo con empleo de calidad».

«A partir de allí el Estado debe definir su política impositiva y asignar las prioridades del gasto público», concluye el documento.

Entrada anterior ANSES paga haberes a jubilados, pensionados y la asistencia al desempleo: ¿Quiénes cobran hoy, miércoles 3 de agosto?
Entrada siguiente El papa Francisco le mandó un mensaje a las pymes