La necesidad de que a Misiones llegue un gasoducto es algo que supera la grieta en la provincia. Pero sigue siendo un tema sin resolver desde el gobierno nacional, que lleva décadas de promesas incumplidas.

Años, décadas, lleva Misiones esperando la concreción de un gasoducto que abastezca al sector domiciliario e industrial de la tierra colorada con gas natural. Años, décadas, reclamando por su llegada, ante gobiernos nacionales que poca, o nula respuesta dieron. En estos días la Argentina proyecta la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, una de las obras más ambiciosas para el sector energético. Una obra de la que, otra vez, Misiones se quedó afuera.

En ese contexto, la cúpula del gobierno provincial viene reclamando de forma constante por la incorporación de Misiones a este tipo de proyectos. También lo hace la oposición, a través de sus representantes en el Congreso de la Nación. En este tema no hay grieta. Al menos no la hay en cuanto al punto central del pedido.

Todos coinciden en que Misiones necesita estar dentro de la red de gas natural del país. Luego difieren en las formas en las que se hacen los reclamos. Lo cierto es que, hasta el momento, ningún gobierno nacional dio respuesta positiva a esos pedidos. Todos prometieron, nadie hasta hoy cumplió.

Este martes, a través de las redes sociales se expresaron al respecto dos referentes del Frente Renovador. Por un lado Carlos Rovira, quien con una foto de un gasoducto soltó un mensaje de apenas cinco palabras. “Vinculación gasífera para Misiones ya!”, se tuiteó desde la cuenta oficial del líder de la renovación.

En esta misma línea se viene expresando el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, que en cada encuentro mantenido con autoridades del gobierno nacional que tienen responsabilidad en estos temas realizó planteos. Y también aprovechó las redes sociales para expresarlo este martes.

«No claudicaré en el compromiso con los Misioneros en insistir para que Misiones esté incluida donde “Argentina Avanza” Vinculación gasífera para Misiones ya», escribió el Gobernador, citando el tuit del líder renovador.

El gobernador hizo el mismo reclamo semanas atrás en el encuentro de los gobernadores del Norte Grande. Y se espera que se repita este martes en Jujuy, en un nuevo encuentro de ese espacio. 

El último encuentro había sido en julio pasado, en Formosa, donde además de los gobernadores de la región del norte estuvieron ministros del gobierno nacional, como Eduardo Wado de Pedro, y el jefe de Gabinete Juan Manzur. Allí el Gobernador recalcó la necesidad de que la nueva obra contemple a Misiones.

“Solicitamos la realización de las obras que permitan garantizar la conexión a la red de las provincias de Corrientes y Misiones, y la finalización de las obras en las provincias de Salta, Formosa, y Chaco (ramales de aproximación)”, señala el escrito elevado por Misiones y Corrientes en aquel encuentro. “Para ello, es prioritario avanzar en la construcción de los dos ductos que permitan conectar el gasoducto Néstor Kirchner con los sistemas del NEA y del NOA”, sostiene el documento.

También se sumó a esta postura el diputado provincial, y ex gobernador, Hugo Passalacqua, que citando el tuit de Rovira afirmó que “la inclusión energética es progreso y desarrollo para todos. ¡Basta de excluir a Misiones!”.

Sin respuestas nacionales

Los gobiernos nacionales se sucedieron uno tras otros, con promesas incumplidas respecto de la llegada del gasoducto a Misiones. Todos los espacios políticos nacionales resaltan la necesidad de que el gas llegue a la tierra colorada, pero ninguno actuó en consecuencia.

Néstor Kirchner y Cristina Fernández prometieron varias veces la llegada del combustible a Misiones, a través de diferentes obras de gasoducto. Proyectaron, licitaron y prometieron. Pero en la práctica nunca se avanzó con las obras. El 24 de abril de 2008 Cristina Fernández prometió, desde un escenario en Itamebé Miní, traer “el gas a Misiones desde donde sea”. Pero la obra no se concretó.

Mauricio Macri resaltó en varias ocasiones, mientras era candidato a presidente y durante su presidencia, la necesidad de que el gas natural llegue a Misiones, a través del Gasoducto del Nea. Sobre el final de su mandato la obra fue discontinuada. Y ahí mismo se volvió a prometer otra obra con el mismo fin. Otra promesa incumplida.

Alberto Fernández escuchó, y tomó nota, de los sendos pedidos que Misiones le realizó al respecto de la necesidad de contar con el gas natural en la tierra colorada. Su equipo técnico proyecto y presentó el gasoducto Néstor Kirchner como una de las obras del sector del gas más importante y ambiciosa de la historia. Pero Misiones otra vez quedó afuera.

Misiones no se rinde, y desde cada uno de los lugares donde tiene representación política sigue, y seguirá, insistiendo con la necesidad de que el gas natural llegue a la única provincia que al día de hoy no tiene ni un metro de gasoducto dentro de su territorio.

Entrada anterior El precio de la hoja verde será nuevamente definido por Nación
Entrada siguiente Jonas Petterson: “Cuando terminamos en un laudo, la decepción es muy grande”