Fuentes reservadas exigieron que se investigue una licitación pública que fue celebrada en varias oportunidades, por obras viales que nunca se hicieron. Numerosos funcionarios sciolistas y dirigentes de La Cámpora involucrados en la maniobra.

Tras la investigación judicial de la llamada “Causa Vialidad”, que hasta el momento reportó un pedido de condena de doce años de prisión y la inhabilitación especial perpetua para Cristina Fernández de Kirchner tras la descripción de numerosos actos de corrupción, salieron a la luz presuntos delitos con increíble similitud cometidos durante la gestión del ex gobernador de la provincia de Buenos Aires y actual embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli.

A comienzos del año 2018, la por entonces diputada de la Coalición Cívica, Paula Oliveto, había advertido que la gestión bonaerense de Scioli “tuvo la misma matriz de corrupción”, y pidió que el ex gobernador “de cuenta en la Justicia por la expropiación de los fondos bonaerenses en beneficio propio y el de empresarios amigos”.

Horas atrás, volvió a conocerse el reclamo de intervención de la Justicia Federal en torno a una serie de licitaciones anunciadas por Daniel Scioli en el año 2014, que tenían el objetivo de invertir unos 500 millones de pesos (el equivalente a unos 50 millones de dólares a la cotización de aquel momento) en mejoras de rutas provinciales por tramos que alcanzarían los 1.500 kilómetros. A partir de entonces, nació una oscura red de desmanejos de los que poco y nada se conoce.


Fabio Granero, Linch y Alejandra Colner.

En efecto, y de acuerdo a las licitaciones públicas 17/2014 y 19/2014, se destinaron los primeros 50 millones de pesos, en modalidad de adelanto, para intervenir las rutas provinciales que atraviesan los partidos de Necochea, Benito Juárez, Bolívar, 9 de Julio, General Viamonte, Junín y General Arenales.

El acto se habría llevado adelante en la sede de la dirección de Vialidad, el 4 de junio de 2014, con la presencia del subadministrador del organismo, Alan Lynch; el subgerente de Administración, Fabio Lautaro Granero; el jefe de la Zona XII de Necochea, Daniel Arano; el jefe de la Zona V de Chivilcoy, Sergio Cabrera; y la por entonces diputada de La CámporaRocío Giaccone.


Fabio Granero.

Fue entonces que comenzaron los polémicos manejos de la gestión Scioli. La licitación 17/2014 incluía la mejora de la ruta 88 que pasa por Necochea. Sin embargo, transcurrido un año de la licitación aún ni siquiera habían comenzado las obras. Para entonces, ya se habían producido unas nueve muertes por accidentes viales.


Ruta 85.

En abril de 2015, el intendente de General Pueyrredón, Gustavo Pulti, se reunió con el jefe de la Zona XII de Necochea, Daniel Arano, para anunciar nuevamente las mismas mejoras. Esta vez, sin embargo, volvió a abrirse una nueva licitación con un nuevo presupuesto de 250 millones de pesos, a pesar de que la obra ya se había pagado en la compulsa anterior. Nadie supo explicar cuál fue el destino del anterior pago por parte de la provincia.

Finalmente, las obras anunciadas y licitadas por Arano tampoco se llevaron a cabo. Con la asunción de María Eugenia Vidal en la gobernación bonaerense, las obras se volvieron a presupuestar y se estableció un nuevo monto licitatorio para el mismo objetivo, por otros varios millones de pesos más. 

Entrada anterior Rodríguez Larreta: “Tenemos un buen equipo para trabajar en el progreso de los matanceros”
Entrada siguiente La frase del papa Francisco sobre la invasión rusa que indignó a Kiev