En declaraciones radiales el expresidente afirmó además que «hay que hacer un recorte mucho más profundo que el de Massa»

El expresidente Mauricio Macri afirmó hoy que no está “anotado” como candidato presidencial para las elecciones del año próximo, mientras que destacó que un posible nuevo gobierno de Juntos por el Cambio tendría que aplicar “un recorte mucho más profundo que el de (el ministro de Economía Sergio) Massa”.

“Hay que hacer un recorte mucho más profundo que el de Massa. No podemos seguir teniendo déficit”, subrayó Macri al enumerar cuáles serían las medidas centrales de un eventual nuevo mandato de Juntos por el Cambio.

En declaraciones radiales, consideró que la coalición opositora deber “presentar un Presupuesto con equilibrio [fiscal] desde el primer día”. Y precisó: “Hay que tachar todos los gastos que sean necesarios para que haya equilibrio, empezando por la política”.

“El Estado estuvo al ser servicio de políticos, parientes y sus amigos en los últimos 50 años. Cuando uno analiza, ¿a quién les ha ido bien? A los que están cerca del Estado”, disparó.

En ese marco, el exmandatario subrayó: “Juntos por el Cambio esta vez tiene que, con mucha más convicción y más compactos, emprender cambios muy duros. Destrabar la Argentina después de todas estas décadas significa enfrentar mucha gente que tiene poderes mafiosos, privilegios que no corresponden”.

Para Macri, la coalición opositora va a “volver a gobernar” en 2023 porque los argentinos les van a “dar otra oportunidad”, pero advirtió: “Esta Argentina de la decadencia requiere un cambio global. La Argentina no puede seguir arrastrando este nivel de frustración. Vamos a tener mucho más apoyo de la gente para hacer un profundo cambio económico”.

Además,  afirmó que los cambios deberían aplicarse “sin gradualismos”, entre las cuales incluyó “lograr un equilibrio fiscal”, “bajar impuestos”, “recortar el gasto” y una “reforma laboral inteligente”.

“El gradualismo fue consecuencia de una debilidad política ¿Hasta dónde se podía ir? Si con lo que hicimos, que fue poco, nos tiraron 14 toneladas de piedras?”, cuestionó.

Respecto de la inflación, Macri alertó que “la forma de curarse de este cáncer” es  dejar de “tener un estado al servicio de los privilegios de los políticos y los amigos de los políticos para tener un Estado que gasta exactamente lo que puede por los impuestos” que recauda. 

Al ser consultado sobre las acusaciones en su contra que realizó la vicepresidenta Cristina Kirchner en su alegato vía redes sociales en la causa Vialidad, donde vinculó al macrismo con los millones de dólares que arrojó el exsecretario de Obras Públicas José López en un convento, Macri respondió: “Cristina no está bien y todos lo vieron“.

Dijo argumentos totalmente inconexos, mezcla e intenta generar relatos de distracción cuando en realidad de lo que se habla es de qué es lo que sucedió durante su Gobierno, en ese caso en particular cómo funcionó Vialidad Nacional. Todo lo demás son fuegos de artificio que tuvieron poco efecto”, justificó.

En ese sentido, destacó la importancia de “hablar de los hechos” y advirtió: “Lo peor que tiene el populismo es la destrucción sistemática de la verdad”.

Entrada anterior El Gobierno provincial propuso un paquete de medidas para mejorar el precio del té
Entrada siguiente El Gobierno nacional restringió viajes y misiones oficiales al exterior de los funcionarios para reducir el gasto público