Es el tercer día de manifestaciones y confirmaron que la medida continuará hasta el viernes en caso de que el Gobierno no los reciba.

Este miércoles nuevamentesalieron a la calle terapeutas, trabajadores del área de salud y salud mental y padres de chicos con discapacidades. La manifestación es frente a la Casa Rosada por la falta de pago de las obras sociales y en contra del supuesto recorte de presupuesto en el área. Está previsto un acampe que podría extenderse hasta el viernes.

“Las obras sociales no pagan las prestaciones y sin prestaciones no hay derechos para nuestros hijos”, reclamó una mamá presente en la protesta.

“No al ajuste en discapacidad” es la consigna de la protesta contra un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que, según denuncian, busca recortar 10 mil millones de pesos en las partidas del área.

La mujer, que forma parte del grupo de Padres Autoconvocados de Ituzaingó, explicó: “Muchos tenemos que pagar terapias en forma particular porque los prestadores no quieren trabajar con las obras sociales y eso hace que todos los derechos de nuestros hijos estén vulnerados. Las terapias son costosas y el sueldo no alcanza para que podamos cubrir el tratamiento que necesitan para mejorar su calidad de vida”.

En esa línea, agregó: “Necesitan las terapias para poder aprender y avanzar. Cuando no las tienen, pueden tener retrocesos”.

Familiares de personas con discapacidad, por tercer día consecutivo, se concentraron frente a la Casa Rosada en reclamo al Gobierno por la falta de pagos.  (Foto NA)
Familiares de personas con discapacidad, por tercer día consecutivo, se concentraron frente a la Casa Rosada en reclamo al Gobierno por la falta de pagos. (Foto NA)

Por otro lado Zulema Forcat, de la Asociación Civil Derechos de las Personas con Discapacidad, sostuvo: “Según la patología, sin el trabajo de los terapeutas el retroceso de los chicos es tremendo y difícilmente se puede volver a retomar con las condiciones que lo hacían a este momento. Se necesitan un cambio de estrategias y eso significa mucho más esfuerzo que la simple cobertura de las prestaciones“.

En diálogo, Forcat señaló que a las personas con discapacidad “no se los visibiliza, se los trata con indiferencia y rechazo”. “Desde siempre tenemos la lucha presente porque lamentablemente los derechos se vulneran a cada instante”, se quejó.

“Hay mucha desinformación respecto a todas las patologías, sobre todo en cuanto al espectro autista. Hay características que hacen pensar que son personas superdotadas sin ningún tipo de dificultad, cuando tienen dificultad para comunicarse, para entrar en nuestro mundo. Se debería tener en cuenta no solo el diagnóstico de los profesionales, sino el diagnóstico de los docentes que son quienes observan cómo funcionan los chicos, y de todos los prestadores que son los que apuntan al tratamiento que cada patología necesita”, remarcó.

Respecto del acampe, confirmó que permanecerán hasta el viernes en caso de que el Gobierno no los reciba e indicó: “Contamos con asesoramiento de una abogada que nos orienta en todo lo que podemos hacer nosotros para acompañar a los padres. Ahora tenemos que analizar qué acciones se pueden tomar si se aprueba el DNU”.

“Queremos que se hable de ellos, que se muestre lo que pueden. Todas las acciones que van en contra de las personas con discapacidad se basan en el ‘no puede’ y todo el mundo desconoce cuánto pueden. La realidad es que pueden mucho, pero de distinta manera”, concluyó Forcat.

“No hay recortes”: la respuesta del Gobierno

Fernando Galarraga, titular de la Agencia Nacional de Discapacidad, habló y aclaró que “no hay ningún tipo de ajuste en las partidas presupuestarias ni ningún ajuste en relación a la discapacidad”.

En ese sentido, explicó: “El directorio de prestaciones básicas que administra el sistema aprobó el 35% en mayo y en agosto un 25%. No estamos ajustando los valores que se les pagan a las instituciones prestadores ni a los profesionales, estamos acompañando la evolución de sus honorarios con estos incrementos paulatinos y d mayo a septiembre todos los meses hay incremento en el valor de los aranceles”.

“Desde la Agencia nunca interrumpimos los pagos y hemos reducido los plazos de abonar a las 1200 instituciones que financiamos. Sin embargo, sabemos que hay dificultades operativas y sabemos que estos valores tienen que seguir mejorando”, precisó y afirmó que en octubre habrá una reunión para analizar un nuevo aumento.

Galarraga, para cerrar, dijo: “Es necesario que introduzcamos mejoras. Pero la decisión de nuestro gobierno es seguir acompañando, mejorando el sistema y no perjudicar a las familias con discapacidad”.

Entrada anterior Máximo Kirchner declaró un patrimonio de más de $500 millones entre propiedades, autos y acciones
Entrada siguiente ANSES cuándo cobro: AUH, jubilaciones, pensiones, SUAF, PNC del 1° de septiembre de 2022