Es un estudio de la consultora Escenarios. Pisos y techos por espacio y por candidato.

En otra muestra de una devaluación política que no pudo frenar el Gobierno, el Frente de Todos apenas llegó al 19% en una nueva encuesta nacional que preguntó por las presidenciales 2023. Tal es el desgaste del selló que debutó con una contundente victoria hace apenas tres años, que nadie se atreve a confirmar si no pasará a mejor vida en la próxima contienda electoral.

El estudio que adelanta Clarín este domingo es de la consultora Escenarios. Dirigida por Pablo Touzon y Federico Zapata, ambos licenciados en Ciencias Políticas, es una de las firmas consideradas «independientes». En su presentación agrega: «Tenemos oficinas en América Latina y en Europa, lo que nos permite estar actualizados en las últimas tendencias de la disciplina. Más de 400 campañas, nacionales e internacionales en 20 años».

Entre el 11 y el 22 de agosto hicieron un relevamiento nacional de 2.224 casos, con +/- 2,08% de margen de error. El trabajo tiene un completo informe de 62 páginas, con un interesante capítulo electoral. Allí, se confirma el momento complejo que pasa el Gobierno de cara a la opinión pública. Sobre todo cuando la oferta pone como marca una coalición resquebrajada, aunque reunida a partir del atentado a Cristina Kirchner.

Los números por espacio

A diferencia de lo que ocurrió durante muchos años, cuando el Frente para la Victoria garantizaba un piso de intención de voto difícil de batir, hoy el Frente de Todos se asemeja más a una mochila.

«¿A qué partido o frente votaría en las próximas elecciones para presidente?», plantea Escenarios de entrada y los números llaman la atención. Si bien se mantiene el orden del podio que vienen mostrando todos los sondeos, el 19,01% del Frente de Todos es fuerte.

Arriba queda Juntos por el Cambio, con 36,33%. Y terceros vienen los libertarios, con 13,34%. La fuerza de Javier Milei, pese a haber tenido un bache en junio, paralelo a algunos traspiés de su líder en los medios, se recuperó en las encuestas y sigue en torno a los dos dígitos.

Como cuarta opción queda el Frente de Izquierda, con 1,29%. Cuidado: este sector suele ser subvaluado en los estudios de opinión pública y en las elecciones, sin descollar, termina en general más arriba. Luego completan un 6,78% de «ninguno» y 23,25% de «indecisos».

Luego, la encuesta se mete en lo que se conoce como pisos y techos electorales. Arranca por las coaliciones. Cuál es el mínimo que tienen y cuál es el máximo al que pueden aspirar. Y ahí se ve cómo el Frente de Todos hoy está quizá en su peor momento. A favor: tendría margen para crecer.

El oficialismo parte de 19,05% de seguramente lo votaría y lo estira a un techo de 35,56%, cuando se agregan 16,51% de podría llegar a votarlo. Respecto al mes anterior, subió el voto seguro y bajó el probable. El rechazo (nunca lo votaría) se mantiene estable, en cerca de 50%.

La sigue, pegado, su enemigo interno: Horacio Rodríguez Larreta. El total del techo lo pone en un empate técnico (46,75%), aunque con una composición de peor calidad: 12 puntos menos de voto seguro (14,25%), que combina con 32,5% de voto probable (el más alto de todos).

Tanto Larreta como Bullrich muestran acá un rechazo relativamente bajo, en torno a los 36 puntos.

Luego, casi con los mismos números de apoyo, aparecen Javier Milei y Mauricio Macri. El economista libertario con 20,01% de voto seguro y 21,87% de voto probable (techo 41,88%) y el ex presidente con 19,26% y 21,57% respectivamente (techo 40,83%). En contra del fundador del PRO está se rechazo: 50,67% de nunca lo votaría contra 40,47% del diputado de La Libertad Avanza.

Entrada anterior Javier Milei cuestionó al dólar soja y advirtió por la emisión: «Es una chanchada»
Entrada siguiente Afirman que la reunión entre Alberto Fernández y Joe Biden está “confirmada”