El secretario de la Cámara de Comercio Automotor, Fabián Malarczuk, criticó la ineficiencia del organismo municipal para informar las multas de los vehículos. «Los problemas surgen al momento de concretar una venta», detalló y planteó que incluso caen operaciones por este motivo.

Otro de los sectores que se sumó al reclamo contra la inoperancia que demuestra el Tribunal de Faltas de la Municipalidad de Posadas ante la falta de actualización e informatización de sus sistemas de registro es la Cámara de Comercio Automotor.

Fabián Malarczuk, secretario de esta entidad, explicó cómo repercute el ineficiente sistema del Tribunal en surubro, precisamente cuando un cliente quiere entregar su vehículo como parte de pago y debe corroborar por vías legales si tiene o no multas pendientes.

“El problema empieza cuando hay que pedir un libre deuda de multa de la Municipalidad de Posadas”, inició.

Ese trámite dura de dos a tres días, porque el papel tiene que pasar por los tres Juzgados, tienen que sellar e ir informando cada uno si detectaron o no deudas. Esto es sumamente engorroso, además de los requisitos que tiene que hacerlo una persona mayor y perder horas del día o salirse de su trabajo para hacer los trámites tan burocráticos”, describió el secretario.

Agregó que en el peor de los casos, “al demorarse tanto la operación” algunos clientes terminan desistiendo y no concretan la venta. “Al fin y al cabo salimos perdiendo todos”, criticó.

En contraposición, mencionó que el formulario que se solicita a la Dirección Nacional de Registro Automotor, está disponible “en menos de doce horas”, mucho más rápido y eficiente.

Fabián Malarczuk sugirió que todo esto “puede solucionarse informatizando los sistemas”, e incluso dijo que lo ideal sería contar con una plataforma que aloje toda la información necesaria, es decir, las faltas y multas a nivel nacional, provincial y municipal. De manera que el ciudadano pueda acceder rápidamente a los certificados que necesita para concretar sus operaciones.

Los ideas y vueltas generan malestar en los clientes, y según contó, otra de las situaciones tediosas es “encontrarse con multas que no estaban informadas”. Dijo que eso ocurre porque “están cargadas fuera de término, demoras de meses y hasta dos años”, reveló.

En busca de una solución

El integrante de la Cámara de Comercio automotor contó que se reunieron con autoridades de la UACI (Unidad Administrativa de Control de Infracciones) y que los recibieron con buena predisposición, al punto en que, concordaron hacerse cargo de los inconvenientes en los casos en que “reciben clientes que no tienen multas y al momento de comercializar, aparecen todas las faltas”.

Por último, el secretario dijo que esperan ser tenidos en cuenta en el debate que se gestará en el Concejo Deliberante para reformar el funcionamiento del Tribunal de Faltas: “queremos que nos convoquen, apostamos al diálogo. A nivel nacional participamos de un debate y aportamos muy buenas ideas, esperamos llegar a un consenso también en esta instancia”.

Entrada anterior Se realizó una nueva reunión de la Mesa Forestal de Misiones
Entrada siguiente Cinco días antes, una vidente anticipó el atentado fallido contra CFK