No hubo acuerdo en la reunión de hoy por lo que el gremio anunció un paro para los días 25, 26 y 27 de octubre. «Sin aumento no hay transporte” indicaron.

Un incremento de subsidios o la posibilidad de aumentar las tarifas, son las únicas dos opciones que plantean los empresarios del transporte público automotor para pagar los aumentos de sueldos que le exige el gremio UTA.

Ante la imposibilidad de ambas, por el momento fracasó la negociación del sector y a su vez, la organización sindical llamó a un paro por 72 horas para los días 25, 26 y 27 de la semana entrante.

El gremio remarcó mediante un comunicado oficial que no se encuentra cerrado al diálogo y “pedimos la intervención de las autoridades la lealtad y el reconocimiento que los trabajadores se merecen”, se sostuvo en la breve nota.

En ese mismo sentido, SAETA (Sociedad Anónima del Estado de Transporte Automotor) informó que mantendrá el servicio normal mientras se desarrollan las reuniones en el Ministerio de Transporte.

En diálogo con el presidente de la Cámara Misionera de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (CAEMTAP), Juan Manuel Fouce, remarcó la imposibilidad de pagar lo exigido por el gremio.

“El empleador no tiene de dónde sacar el dinero para hacer frente a un salario básico de $200.000 para fin de año más un bono no remunerativo de $40,000. Entonces al no haber fondos para hacer frente ese salario, cuya escala mueve todo el resto del escalafón del personal dentro del transporte que no se genera un acuerdo y el Estado Nacional tampoco aprobará un incremento de los subsidio y es más, directamente lo achica para el año 2023”, sostuvo.

Añadió Fouce: “Entonces si no hay tarifa y tampoco hay más subsidios, no hay forma de aceptar la nueva escala”.

“Hay que compensar con tarifas”

Para el presidente de la Cámara Misionera de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (CAEMTAP), Juan Manuel Fouce, la única forma que se puede compensar la falta de subsidios es con un aumento en las tarifas.

“Pasa que el 70% de los subsidios nacionales se derrama en el AMBA, que encima es un porcentaje geográfico donde hay un mayor número poblacional, ¿Cómo puede hacer lo mismo una empresa de San Pedro para pagar esos sueldos?”, se preguntó.

“Por otro lado, el costo del vehículo y del personal es más o menos igual en todo el país”, apuntó.

“Pretenden trabajadores de segunda”

El mensaje que lleva la firma del secretario General de la UTA , Roberto Carlos Fernández, emitido este martes por la tarde, tras el fracaso de la mesa salarial, no sólo pide que Congreso Nacional declare la Emergencia en el Transporte de Pasajeros del Interior sino que reitera que “no queremos quedar en medio de una disputa entre la Nación y las Provincias”.

A su vez, el secretario general de la UTA filial Misiones, Horacio Alvez aseguró: “Lo único que puede llevarnos a levantar la medida es un acuerdo con los empresarios y se pague el aumento. Promesas no vamos a aceptar ni vamos a opinar sobre subsidios”.

Entrada anterior UTA anunció tres días de paro de colectivos para la semana que viene
Entrada siguiente Apoyo desde Misiones al proyecto de unificar el precio de los combustibles en el país