Es el aumento de alimentos registrado en almacenes hasta noviembre. Indican que los Precios Justos no llegan a los barrios

La Canasta Básica de Alimentos (CBA) en Misiones en lo que va del año, incluido el mes de noviembre, se elevó un 99,01%. Es lo que concluye el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), al dar a conocer el Índice Barrial de Precios que subió en noviembre un 2,81%, según relevamientos realizados en comercios de cercanía ubicados en diversas localidades y zonas de la provincia de Misiones como Posadas, Garupá, Candelaria, Leandro N. Alem, San Vicente, Puerto Esperanza y Eldorado.

Según el relevamiento de los 57 productos de la canasta que realizan mensualmente, “una familia de dos adultos y dos menores que en noviembre de 2021 necesitaba solamente para alimentarse $31.743,17, en noviembre 2022 necesitó $65.332,44, es decir, un 105,82% más”, sostuvo Belén Wagner, directora provincial de Isepci Misiones.

Por su lado, la Canasta Básica Total (CBT), que comprende los productos básicos indispensables (alimentación, salud, educación vivienda, transporte, vestimentas, etcétera) para que una familia pueda vivir adecuadamente durante 30 días, sumó en noviembre un 2,35% más que en octubre.

A lo largo del año el incremento fue de 89,73%, poniendo el monto de la CBT en $146.997,99 en noviembre de este año, “siendo este el valor mínimo que marca el límite para una familia de cuatro personas no ser considerada por debajo de la línea de pobreza”, acotó la directora.

Apuntan que los aumentos de precios de los alimentos en los barrios populares no han cesado.

Para contrarrestarlo, recuerdan que el gobierno nacional puso en marcha algunas iniciativas, como Precios Justos, pero que no llegan a los barrios.

Destacan que es una medida que fija los precios de más de 1.900 productos de primera necesidad por 120 días, mediante acuerdos voluntarios con empresas productoras y comercializadoras. Y que ello se aplica en supermercados, distribuidores mayoristas y comercios adheridos al programa por provincia o región.

“Cierto es que, esta política, aunque suene alentadora, tiene ciertas limitaciones, en los barrios, en los comercios de cercanías, donde las familias argentinas, entre ellas las misioneras, compran de manera más cotidiana, estos productos no llegan, tampoco llegan a las localidades y municipios del interior de las provincias, en este sentido, esto es un limitante para que este programa resuelva realmente el problema de acceso a alimentos”, añadió Wagner en el informe.

Por arriba de los salarios

Añade otra cuestión muy importante y es que, durante todo el año e inclusive desde el año pasado, “la Canasta Básica Alimentaria viene reflejando valores muy superiores a los ingresos de los trabajadores, por lo que cuatro meses de congelamiento de precios de algunos productos alimenticios, no solucionan el gran problema de la Argentina: una terrible inflación y salarios por debajo de la línea de pobreza e incluso de indigencia”.

Por eso concluye que este tipo de programas, en referencia a los Precios Justos, “no llegan a ser ni siquiera un ‘parchecito’ a la profunda crisis que atraviesan las familias argentinas, fundamentalmente la de los sectores populares”.

Cita además un estudio realizado por los investigadores del Instituto Rubén Ciani y Lucas Aballe, publicado hace pocos días en la página nacional de Isepci, que muestra con toda claridad que a lo largo de 2022 las transferencias de las diferentes asignaciones sociales que recibieron las familias de menores recursos, salvo meses puntuales, siempre quedaron rezagadas en la carrera contra los aumentos de los alimentos básicos.

“En julio los programas sociales cubrían el 97% de la Canasta de Alimentos, en octubre apenas el 87% y en enero, con los aumentos anunciados por el gobierno, apenas alcanzarían el 88%”.

Por eso concluye que “los salarios siguen tremendamente bajos, la inflación es azotadora y se deja en evidencia que, las diversas iniciativas del gobierno, continúan en la dirección de ajustar cada vez más a los sectores populares, donde el hambre y la pobreza se hacen cada vez más presentes”.


El Índice Barrial

El Índice Barrial de Precios, según detallan, es un proyecto de investigación-acción participativa, desde dónde se construyen procesos de reflexión- acción entre los participantes. Tiene como objetivo estimar el costo de vida en los distintos barrios populares del país mediante el cálculo del valor y las variaciones de la Canasta Básica de Alimentos (CBA), compuesta por los 57 productos de los rubros almacén, verdulería y carnicería. Genera datos mensuales en relación con la pobreza e indigencia en diversas provincias del país, como el presente informe que corresponde a Misiones.

Entrada anterior En Posadas, más consumidores apuran sus compras navideñas
Entrada siguiente Fin de semana XXL: Misiones, con el 70% promedio de reservas y a nivel país se destaca Cataratas entre las preferencias turísticas