Con notables ausencias se llevó a cabo el lunes un plenario del sector convocado por AMAYADAP. Horas después se emitió un documento con un resumen de la situación y los pedidos.

Una quita de retenciones del 4,5% a las exportaciones de madera aserrada, dólar “madera” o diferencial para las economías regionales y una quita de impuestos nacionales, entre ellas las obligaciones patronales, y la exención de la tasa forestal por seis meses, son los pedidos que formuló este lunes a la tarde la Asociación Maderera, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (AMAYADAP).

En la jornada se llevó a cabo un plenario, con importantes ausencias, para dar a conocer la situación actual por la que atraviesa el sector de la forestoindustria, pero ante los faltazos, algunos de ellos con aviso, la entidad informó que buscará avanzar en un nuevo encuentro.

El objetivo de la charla informativa fue para entregar un informe acompañado de un pedido para que cada uno de los sectores y funcionarios políticos invitados gestione por su lado y que el conjunto de las gestiones logre un objetivo común, a decir del actual presidente de AMAYADAP, Abel Gauto Fechner.

“Entre las Cámaras APICOFOM y AMAYADAP tenemos un trabajo en relación a este tema, con quien nos propusimos reunir a todo el arco político para exponer que hace un tiempo atrás estuvimos gestionando con el Ejecutivo y esta reunión tiene que ver con que no estamos logrando las medidas concretas que pedimos y necesitamos que todos estemos empujando el mismo barco”.

“Hasta ahora cada uno vino empujando por su lado y estamos viendo que ello no está dando los resultados que estamos esperando y va a llegar un momento en que va a estar en riesgo la fuente laboral de miles de misioneros”, alertó.

Indicó Gauto Fechner: “Uno de los temas que se busca lograr desde el sector es una quita de retenciones a la exportación de maderas aserradas. El otro de los elementos es la tasa cambiaria, porque necesitamos un tipo de cambio diferencial. Es fundamental que tengamos, no sé si un dólar madera, pero por lo menos una divisa diferencial para las economías regionales. Debemos tener un dólar para lo que se exporta, porque es la manera que ingresen divisas y que podremos subsistir. El mercado interno se saturó producto de que los mercados externos cayeron; estamos luchando en un mercado interno totalmente saturado, las industrias están sobre stockeando y todavía no se notó el impacto fuerte porque en el sector se sigue luchando para defender la fuente laboral”, describió el empresario y dirigente.

Despidos y reducción de horarios

Hace un par de semanas en la zona norte, algunos aserraderos comenzaron con despidos y reducción de las horas de trabajo al personal, que, para Gauto Fechner, “es un medidor de lo que está ocurriendo”.

“No es el objetivo que la gente se quede sin trabajo, nadie quiere eso. Por ello estos pedidos han sido temas de agenda de los últimos meses, pero hasta ahora no hubo ninguna respuesta concreta acerca de nuestros planteos”, lamentó.

“Pedimos paliativos por un lapso de seis meses, para ver qué va a pasar más adelante. Si bien no va a solucionar el problema, hay un montón de ítems que suman a lo que es la rentabilidad de la industria forestal”, acotó el empresario.

Y finalizó: “Estas son medidas urgentes, para poder salir de la coyuntura; queremos que todo el arco político esté al lado nuestro para apoyar a un sector que es responsable de producir más del 60% de los ingresos brutos”.

Entrada anterior “Massa vendría después del 20 de diciembre a anunciar la zona aduanera especial”
Entrada siguiente Nación oficializará hoy las obras realizadas en el aeropuerto local