El presidente del IPS, Lisandro Benmaor, destacó el trabajo en prevención de la obra social que tiene 220.000 afiliados. Y la prestación médica y sanatorial que se brinda dando prioridad a la patología grave.

 El presidente del Instituto de Previsión Social (IPS), Lisandro Benmaor, ofreció ayer un balance de lo que hizo la obra social provincial durante este 2022. “Fue un año duro y difícil porque la pandemia siguió generando consecuencias, fue un año de mucho trabajo y también muchos logros que determinaron una mejor calidad de vida para los misioneros y eso nos enorgullece”, remarcó.

Benmaor destacó la puesta en marcha del centro pediátrico en Posadas, “fue un sueño cumplido por parte de IPS, con más de 25 profesionales del área pediátrica; y el centro de discapacidad infantil con la mayoría de las especialidades que se requieren para atender a los niños con diferentes discapacidades motoras o intelectuales”.

Ponderó además la importancia de los convenios con sanatorios, hospitales, clínicas y otras instituciones que fueron plasmando a lo largo del año, como el Club Mitre, el Colegio de Ajedrecistas y taekwondo adaptado para pacientes con discapacidades.

Prestaciones

En la actualidad, el IPS cuenta con 78 delegaciones y bocas de expendio en la provincia “las hemos multiplicado para poder dar facilidad a nuestros afiliados, para que puedan acceder a prestaciones en la cercanía de sus domicilios”.

Benmaor aseguró además que el área de oncología “dio un salto de calidad muy importante tras cambiar su estatus a dirección, pudimos sumar más prestaciones e incorporar profesionales nuevos como un especialista en tratamiento del dolor”.

Destacó también el departamento de salud mental, que comenzó a funcionar hace unos seis meses, “que cuenta con un equipo interdisciplinario de excelencia y tiene una demanda muy significativa de patologías varias” y el área de nutrición, recientemente inaugurada, “que hizo prestaciones muy buenas en toda la provincia acompañando eventos deportivos, realizando asesorías y talleres para una alimentación saludable”.

También se refirió a las prestaciones sociales que ofrece el IPS para afiliados con discapacidad, adultos mayores (como la peña Misionero y Guaraní), turismo social y anticipó la inminente inauguración de la temporada de verano en el Club de Candelaria y el de Jauretche.

“Siempre digo que, para saber dónde estamos parados, a veces tenemos que comparar… el IPS ofrece una altísima prestación, con una prioridad absoluta de la patología grave que tiene que ser resuelta de manera inmediata. Cuando comparamos con otras provincias o países vecinos, sabemos que eso no siempre sucede… y eso es lo que hay que enfatizar porque esto es el resultado de un gran esfuerzo del Gobierno de la provincia de Misiones”, remarcó Benmaor.

Especialistas

El presidente del IPS admitió que la obra social no está ajena a la dificultad de acceso a los médicos especialistas es el talón de Aquiles de toda Latinoamérica porque la cantidad de profesionales es muy limitada y está concentrada en las grandes ciudades. “Por eso, intentamos que las derivaciones sean fluidas y rápidas.

Hemos inaugurado policonsultorios nuevos, como el de San Vicente, también inauguramos farmacias, delegaciones y laboratorios (en Eldorado, Iguazú y Jardín América). Además, para facilitar el acceso de nuestros afiliados del interior a nuestro centro pos-COVID -una iniciativa única a nivel nacional-, el centro pediátrico o el centro de discapacidad infantil contamos con un hotel exclusivo y sin costo”, destacó.

Entrada anterior CEEL Eldorado: balance del 2022 arrojó pérdidas millonarias
Entrada siguiente Misiones elegirá gobernador el 7 de mayo y Passalacqua y Spinelli serán los candidatos de la Renovación en 2023