Alberto Fusté Padrós, el Secretario General de SIVARA, se refirió a la situación actual del sector y dijo que las ventas públicas registran baja demanda.

Se continúa realizando un balance del año con distintos sectores, en esta oportunidad, Alberto Fusté Padrós, Secretario General del Sindicato de Vendedores Ambulantes de la República Argentina (SIVARA) sede Misiones, señaló que esperan mejores condiciones laborales para los vendedores ambulantes en el Gran Posadas.

“El pospandemia fue y es un desastre para los vendedores ambulantes, ahora como se revierte la asimetría comercial con Encarnación, en vez de ser desfavorable es favorable, lo único que logró eso es que vengan nuestros hermanos de Paraguay ocupen todo el estacionamiento de La Placita del puente y vayan a comprar al mayorista. Quien se benefició en este tema, son los supermercados, los mayoristas de alimentos”, declaró Fusté Padrós.

Además, señaló que las ventas están bajas: “la mitad de los puestos cerraron el 2 de diciembre, no se vende nada”.

La venta en la vía pública y el mercado municipal es un desastre, lo único que anda bien es lo que tiene que ver con alimentos, bebidas, electrónica”, comentó.

Entrada anterior Desde Salud Pública de Misiones recomiendan que se apliquen los refuerzos de vacunas contra el Covid-19 debido al incremento de los casos
Entrada siguiente Duras críticas por la falta de políticas para el sector comercial