En diálogo con el secretario general de SOIME, Domingo Paiva apuntó contra algunas empresas respecto al bono fijado por decreto: «Trabajaron bien durante dos años, no puede ser que hoy no tengan 24 mil pesos para cada trabajador», criticó.

En diálogo con el secretario general del Sindicato Obreros de la Industria de la Madera (SOIME), Domingo Paiva, aseguró que el sector no se encuentra en crisis  como lo expresó el presidente de Amayadap  y que incluso “la mayoría de las empresas ya pagó o está pronta a pagar el bono decretado por el Gobierno”.

“Nosotros observamos que es habitual que en estas fechas alrededor del 90% paren, porque aquí no hay adelantamiento de vacaciones, no hay suspensión, en estos tiempos. Cada trabajador conforme a su antigüedad está saliendo de vacaciones durante las semanas que le corresponde”, comenzó su relato Paiva.

Respecto al cierre de paritarias, el secretario dijo que “concluyeron bien en cuanto a lo porcentual”, aunque la inflación es un factor que repercute.

Describió que en septiembre “habían cerrado un reajuste” y que tenían acordado para el trimestre “septiembre, octubre, y noviembre un 16%”. A la vez, añadió: “para el bimestre octubre-noviembre teníamos plasmado un 14% y para diciembre estábamos discutiendo otro 13%, pero llegó el decreto del bono y tuvimos que pasar a un cuarto intermedio para después de enero”.

Porque, según aclaró, “más o menos compensaba los 24 mil pesos que el 100% de los trabajadores va a percibir”, entonces “el 13% que ya habían casi acordado quedaría para discutir en el mes de febrero en una nueva mesa paritaria”.

El bono por decreto: “tiene mucho que ver con la importancia que le dan al trabajador”

Domingo Paiva reconoció que a muchas empresas les resulta difícil pagar el bono, pero que también es algo que “depende de la política empresarial”.

Sin embargo fue contundente al opinar lo siguiente:

“Las empresas del rubro trabajaron muy bien dos años y facturaron, y no puede ser que hoy no tengan 24 mil pesos para cada trabajador, cuando dentro de 60 días aproximadamente van a recuperar la mitad. Me parece que tiene mucho que ver con la importancia que le dan al trabajador”.

Y apuntó: “Me parece que no es un buen criterio que digan que no lo pueden afrontar. Venían trabajando diez puntos durante dos años, ahora deben estar en siete, tampoco es una crisis total”.

Al mismo tiempo, el secretario general de SOIME aseguró que continuarán apoyando a las empresas y las medidas que propongan, y que también reconocen las dificultades que surgen por los insumos que necesitan algunos productos.

Despidos e informalidad laboral en el sector maderero

Paiva admitió que hubo despidos pero más que nada en empresas puntuales “que estaban exportando y lamentablemente tuvieron una cancelación de pedidos, lo cual generó despidos”.

Dijo que registraron alrededor de 60 despidos distribuidos en distintas empresas. “Es una pena que un trabajador se quede sin su fuente de ingreso, en general son trabajadores de poca antigüedad e incluso algunos finalizaron sus contratos.”, indicó.

En relación a lo anterior, se refirió también al trabajo informal. Aseguró que es una “preocupación constante” que prevalece “en San Vicente y la zona centro de la provincia”. De todos modos “es una cuestión que se está tratando, instamos a los empresarios a que blanqueen a los empleados para que puedan tener los beneficios que les corresponden”, alclaró.

Por el contrario, en cuanto a los trabajadores formales registrados, Paiva resaltó que “en los tres sindicatos (Sindicato de Madera Posadas, Sindicato Eldorado y Sindicato General Belgrano) hay alrededor de 8 mil trabajadores en blanco: en la rama de aserradero un 70%, otro 20% en la de terciados y aproximadamente un 10% en carpinteros”.

Entrada anterior El Parque Nacional Iguazú abrirá este 24 y 25
Entrada siguiente Crisis en la forestoindustria: “Seguimos en caída libre y no sabemos cuándo va a parar”