Así lo indicó el ministro de turismo José María Arrúa en diálogo, donde realizó un balance del 2022 y habló de las estrategias de promoción del destino de cara a este nuevo año. «El 2023 será el año en donde volverá la confianza en toda la actividad»

El ministro de Turismo de Misiones, José María Arrua, habló y realizó un balance de lo que dejó el último año al sector, destacando que, luego de lo que significaron los 24 meses atravesados por la parte más dura de la pandemia del COVID-19, el 2022 marcó “no solamente la recuperación de la actividad, sino también de crecimiento“.

Nosotros lo tenemos bien dividido, hasta junio fue recuperación, porque se fueron recuperando niveles de pernocte, conectividad aérea y terrestre; y desde julio en adelante fue crecimiento“, detalló.

En ese sentido, indicó que la segunda mitad del año se comenzaron a superaron los números que registraba el sector en la provincia en el 2019, antes de la llegada del coronavirus.

De esta manera manera, a partir de ahora se puede eliminar el término “reactivación”, al hablar de la actividad turística en la provincia. “El 2023 va a ser el año en donde volverá esa confianza en toda la actividad. Nosotros hoy ya estamos promocionando Semana Santa, las vacaciones de invierno, estamos armando toda la apuesta de lo que va a ser el stand que tendrá Misiones en la Feria de Madrid FITUR (Feria Internacional de Turismo) y estamos también repensando la vuelta del mercado internacional”.

Destacó además que para ello ha sido importante que el país fuera recuperando su conectividad, aunque aun restan restablecer importantes líneas aéreas, como es el caso de AirEuropa con la terminal aérea de Puerto Iguazú, “que todavía no termino de hacer su desembarco en las rutas de Sudamérica como las tenía en 2019, y que lo piensa para fines del 2023“, adelantó.

A lo largo del pasado 2022, fueron 1.592.750 los arribos de turistas que llegaron a la provincia de Misiones. “El número se desprende de las dos bases que tenemos en Iguazú y Posadas, en cuanto a los aeropuertos, y también se cruza el dato con los alojamientos, porque nos siempre el que viene a Posadas o a Iguazú es turista, vos tenés que dormir en el destino para contar como turista”, explicó.

Asimismo, se registraron 6 millones de pernoctaciones, y fueron más $30 mil millones de pesos lo que generó el turismo en la provincia. “Son números que nos alientan y nos sirven para pensar en un 2023 con una expectativa muy alta, pero fundamentalmente lo que buscamos con esto es incentivar al sector privado a que siga invirtiendo en turismo, a que siga generando empleo ya que el turismo es una gran máquina de generar trabajo

Si bien el aumento de la actividad turística puede notarse en todas las provincias del país, “Misiones está por encima de la media nacional, fundamentalmente en el nivel de pernote, eso es algo que nosotros nos hemos propuesto en trabajar y hacer foco ahí“.

Explicó que durante la pandemia, desde los entes de turismo intentaban que la gente que visitaba la provincia se quede el mayor tiempo posible, algo para lo que era necesario ofrecerles una gran variedad de actividades y opciones. “Sabíamos que no iba a venir la gran masa de turistas, entonces los 500 que llegaban que se queden, si se iban a estar dos días que mejor se queden cinco, ese era el desafío. Para eso había que generarles actividades, días de campo, ciclismo, tirolesa, y que haya una diversidad de destinos“, señaló.

“En eso hemos trabajado muchísimo, hemos puesto mucho foco ahí y hoy, con todo ya abierto, lo que podemos ver es que la gente que por ahí elegía Misiones para dos o tres noches, hoy se queda seis o siete. Tenemos paquetes que se venden de Misiones en las agencias nacionales que son de 10 noches en la provincia, donde entra Posadas, Iguazú, Moconá. Antes de Misiones se vendía San Ignacio e Iguazú, nada más, pero hoy tenemos más de 45 agencias receptivas en Posadas que antes no las teníamos”, celebró el ministro.

En esa línea, indicó que quienes visitan la provincia esperan disfrutar de la “experiencia natural” que Misiones puede ofrecer. De esta manera, han trabajado con los prestadores de servicios para ofrecer cada vez más actividades de ecoturismo en un entorno natural. “Eso es muy interesante porque esa es la experiencia selva, sino se queda todo en mirar al monte y después ¿qué hago? Tenes que armarle un paquete, así hoy hago senderismo, mañana tirolesa, pasado rapel, de tarde hago kayak, de noche astro turismo“.

Otro de los desafíos es seguir expandiendo y reforzando la opción de realizar agroturismo en las chacras. “El misionero es el público que más consume el agroturismo, así como el turismo del litoral. Soñamos que este producto se vaya posicionado a nivel nacional e internacional

Exportar el destino Misiones

Uno de los puntos fuertes para explicar este aumento en la actividad durante el último año pasa por las grandes campañas de publicidad y promoción que llevó adelante la provincia. Ahora la intención es ir retomando fuerza a nivel internacional y recuperar parte del turismo europeo y norteamericano que se perdió en los años de pandemia

“La idea es volver a posicionar nuevamente la llegada de los influencers y de la celebrities. Hace muy poco estuvo en Iguazú (Rafael) Nadal y Casper Ruud, que generaron una bomba en Europa: esa publicidad tuvo un millón y medio de visitas ese día en España. Desde ahí empezamos a despertar de vuelta la motivación por ese viajero de largo tramo, el europeo o el americano, que nos está faltando en relación a los números que teníamos en 2019. Cerramos el 2019 con 2 millones de turistas en Misiones, hoy estamos en 1,6 millones, ese es el número que todavía nos está faltando

Asimismo, puso en valor las alianzas con los vecinos países para seguir apostando a desarrollar promociones binacionales. “Brasil es un aliado, el Embratur (Instituto Brasileño de Turismo) o Itaipú son empresas fuertes de Brasil que apuestan mucho por el turismo, y hoy Cataratas ya se vende como un producto regional, hasta la agencias paraguayas la venden. Hoy ya con fronteras abiertas también te permite volver a apostar a ese tipo de promoción que hasta el año pasado era casi imposible”

Nuestra provincia te da la posibilidad de estar a la mañana en Argentina, al mediodía en Paraguay y a la noche en Brasil, entonces vender esa experiencia trinacional que quizás no se da en otros lugares. Córdoba por ejemplo no lo tiene, entonces saber cómo explotar también ese segmento y en eso está la estrategia con países como Paraguay y Brasil, que podamos nuevamente encarar promociones internacionales juntos a esos mercados“.

Para ello será importante también seguir expandiendo las rutas de vuelos comerciales dentro del país. “Vemos que los mercados más fuertes están por lo general en donde hay proximidad terrestre, como es todo el litoral, o en los mercados donde hay una gran conectividad. Con el NOA por ejemplo lo tenemos cubierto, porque tenemos visitantes de Jujuy, Tucumán o Salta en buenos números, después sin lugar a duda de Buenos Aires y Córdoba también, pero después lo que es la Patagonia todavía nos falta, ahí tenemos mucho por crecer, entonces más que pedir vuelos desde Buenos Aires, lo que nosotros estamos trabajando es en que podamos tener nuevas alternativas de empresas que quieran ofrecer líneas Low Cost o que Aerolíneas vea de incorporar esta situación de que no todo dependa de Buenos Aires

“Yo sé que hay una cuestión de rentabilidad, de tiempo, de sindicatos y otra cosa más que que son parte del condimento de la conectividad argentina, pero la verdad que ahí creemos de que nos falta crecer todavía en algunas provincias que, o estamos a dos vuelos de conectividad, o estamos muy lejos terrestres”, continuó.

Señaló que este tema se está trabajando en toda la mesa del Norte Grande para buscar algunas alternativas. “La idea es trabajar en esa región para recuperar nuevamente la conectividad en la Argentina y que no pase solamente por Buenos Aires. Nosotros Iguazú lo ofrecemos siempre como una puerta de entrada al país, ¿por qué todos los vuelos van Ezeiza? Los vuelos Madrid-Iguazú eran de 10 horas y el de Madrid-Buenos Aires son 12 horas, entonces, por qué no puede ser Iguazú un ‘hub’ de conexiones internacional para que el vuelo, en lugar de llegar a Ezeiza, llegue a Iguazú y ahí, desde Iguazú, hacer la conectividad necesaria para que se pueda ir a Buenos Aires, a Salta, a Tucumán, a Jujuy… Esa situación es la que nosotros también planteamos”, cerró.

Entrada anterior Misiones sigue creciendo en salud
Entrada siguiente Los programas Ahora, con nuevos topes de reintegro