Así lo indicaron desde el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Icepsi) a través de su Índice Barrial de Precios, que da cuenta de un aumento del 111% en el precio de los alimentos de la Canasta Básica Alimentaria en los comercios de proximidad.

Según el relevamiento de los 57 productos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) que realiza mensualmente el ISEPCi a través del Índice Barrial de Precios (IBP) en comercios de cercanía ubicados en diversas localidades de Misiones, los precios de los alimentos en diciembre aumentaron 6,12%.

Sin embargo, el dato saliente que informaron desde el ISEPCi este viernes gira en torno al aumento de los precios de los alimentos a lo largo del 2022: crecieron un 111,19%. Así pues, una familia de dos adultos/as y dos menores que doce meses atrás (2021) precisaba $ 32.828,04 para adquirir sus alimentos indispensables, en el último mes del año 2022 necesitó $ 69.330,32. O sea, más del doble que en diciembre 2021 para comprar los mismos productos, advirtieron desde el instituto.

Respecto a la variación anual por rubros los productos del rubro almacén en los comercios de los barrios populares de Misiones aumentaron un 114,30%. Mientras que los del rubro verdulería-frutería aumentaron un 182,68%. Y los del rubro carnicería, aumentaron en un año un 72,85%.

En consecuencia, una familia tipo que gastó en el mes de diciembre del 2021, $11.883,35 en carnicerías de barrio, necesitó $20.540,89 para adquirir los mismos productos, en diciembre del 2022. Más notoria es la diferencia en verdulerías, donde una familia tipo que necesitó $5.710,18 para sus alimentos en Diciembre del 2021, necesitó $16.141,64 doce meses después.

El regreso de la canasta básica total de la mano de los precios de los servicios

De acuerdo con el razonamiento del ICEPSi, la Canasta Básica Total se compone de un conjunto de rubros (gastos para el hogar, electricidad, agua, gas, combustibles, transporte, prendas de vestir, educación, salud y otros) que, seguidos a los alimentos son los esenciales para la vida de las personas y las familias.

Conocer su valor actualizado mensualmente es fundamental, ya que marca el límite que divide a los argentinos y argentinas que están por debajo o por encima de la línea de pobreza. Quienes no tienen los ingresos suficientes para adquirirlos (cada treinta días) son considerados pobres. Por el contrario, cuando los recursos consiguen cubrir esos gastos indispensables están por arriba de ese límite.

En Misiones, según la medición del ICEPSi, la Canasta Básica Total, en diciembre 2022, costó $ 158.073,13. Tuvo un incremento del 7,53% respecto del mes previo, cuando la CBT alcanzó los $ 146.997,99. Y el aumento interanual fue del 104,3% pues, esa misma canasta para la misma familia tipo, costó $77,474.17 en Diciembre del 2021.

En este sentido, a las subas impresionantes que se presentaron en los precios de los alimentos, hubo que sumarle el de los alquileres (que arrancarán el 2023 con aumentos), la garrafa de gas, el combustible, el transporte, entre otros, aplastando el poder adquisitivo de las familias, ponderaron desde el instituto.

Según el informe del ICEPSi, todo indica que el 2023, viene cada vez más ajustado para los sectores populares. Aún si se presentaran para los próximos meses aumentos en los alimentos que se sostengan en el orden del 3% mensual (si bien serían menores que los que se venían registrando, no son menos impactantes para la economía familiar) el desequilibrio en los presupuestos de las familias también se acerca por el lado del transporte y los gastos del hogar. De nuevo, lo que deja de aparecer en un rubro, aparece con fuerza en otros.

“Los alimentos fueron el motor de los aumentos de la Canasta Básica Total durante el 2022, el promedio de sus incrementos se presentó por encima de los que hubo en la mayoría de los otros rubros. Sin embargo, en los últimos meses se observa subas importantes en gastos del hogar, electricidad, y otros similares. Estos aumentos descargan el costo del ajuste fiscal directamente sobre los presupuestos de las familias –en particular las de menores ingresos- donde realizamos nuestros relevamientos”, explicó la Lic. Belén Wagner, en sus conclusiones sobre el informe del IBP de Diciembre del 2022.

Entrada anterior Periodista de Campo Ramón sufrió un ataque incendiario: «La confianza que tenía ya no está»
Entrada siguiente Misiones insistirá para mejorar los ingresos de la coparticipación