La tarifa de corresponsabilidad gremial, otro tema álgido del encuentro, ya que creció un 400% y preocupa que los aumentos sigan, en un contexto donde los trabajadores exigen emplearse informalmente.

Una tensa reunión se celebró este sábado en el predio de la Casa de Familia Yerbatera, con productores reclamando por el pago “inútil” de la corresponsabilidad gremial, cuyo valor crece a ritmo galopante en un escenario donde la mayoría de los trabajadores no aceptan realizar tareas si van a ser incluidos en el empleo formal.

El otro tema central tratado en la jornada, y no menos preocupante, tuvo que ver con la plaga del rulo o “psilido de la yerba mate” que afecta actualmente los yerbales de San Pedro y comunidades cercanas, y que podría causar millonarias pérdidas a los productores, no sólo por el efecto de la plaga en sí, sino por el uso de venenos para su eliminación, que no solamente es inútil cuando la plaga ya está propagada como ahora, sino que podría volcar toxicidad a la hoja cosechada.

Necesitamos lluvias fuertes para que laven las plantas, a ver si nos podemos deshacer de la plaga. Lo que más nos preocupa es lo que se está haciendo en los yerbales, es decir, ojalá que no se esté contaminando la producción, ya que nuestro temor es que los mismos productores estén arruinando la yerba con veneno”, dijo el productor yerbatero, Cristian Klingbeil, presente en el lugar.

Con respecto a la corresponsabilidad gremial, Klingbeil aseguró que fue el tema de máximo interés tratado en la ocasión, durante la cual surgieron opiniones divididas entre los productores, porque algunos piden denunciar el convenio y otros exigen que se continúe de la misma manera porque “sigue siendo barato para el productor”. Sin embargo, preocupa a algunos el aumento sideral, que no se corresponde a lo convenido, ya que las decisiones respecto de los aumentos se están tomando de manera unilateral, denunció Klingbeil.

“Difícil situación”

Jonas Petterson, director por la Producción en el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), también presente en el encuentro, explicó a este Diario que la situación que está pasando el productor es “en extremo difícil”.

Tenemos a pequeños productores que fueron muy afectados por el rulo. Todo esto se da a consecuencia de haber comenzado tarde la cosecha. Hoy el resultado es una tasa de afectación muy grande en los yerbales, que no tenemos en cifras, pero que vamos a comenzar a relevar desde este lunes. Lo que sí ya es claro, es que muchísimos pequeños productores se van a ver muy afectados”, aseguró Petterson.

Haremos una recorrida por los campos para determinar lo que ocurre. Nos preocupa que los productores salgan desesperados a aplicar venenos sin saber que, una vez que el rulo ya afectó a la planta, es tarde para aplicar veneno”, enfatizó.

Entrada anterior Lula decretó la intervención federal en Brasilia y responsabilizó a Bolsonaro por los disturbios
Entrada siguiente Según Came, ventas minoristas subieron 2,7% en diciembre