Antes de vacacionar las familias eligen cada vez más este sistema para controlar sus hogares mediante un dispositivo móvil y desde cualquier lugar

Cada vez es más frecuente que las familias opten por instalar sistemas de seguridad en sus domicilios. Es así, que la demanda de cámaras creció en los últimos años. Desde el rubro, aseguran que las consultas son frecuentes y que mayormente instalan cámaras que son compradas previamente por los usuarios desde internet o en comercios de electrónica. En este contexto, la mano de obra que involucra la instalación tiene costo desde los $20.000, mientras que, los productos pueden variar según modelo y marca salen desde los $7.000 hasta los $140.000 dependiendo si es una, dos o hasta seis cámaras.

Asimismo, la instalación de sistemas de videovigilancia se convirtió en una gran alternativa. Existen varios tipos en función dentro de las necesidades de los comitentes: cámaras de exterior,  cámaras de interior, cámaras de visión 360, cámaras con función de panorámica y zoom, cámaras wifi o inalámbricas, cámaras IP y cámaras de infrarrojos o visión nocturna. Entres las más elegidas, los técnicos afirmaron que están las inalámbricas y de wifi, de IP, además de las que cuenta con infrarrojo y visión nocturna.

Al respecto, en diálogo con Pablo de los Santos, docente y técnico matriculado en sistemas de seguridad, manifestó que previo a la instalación se realiza un estudio para relevar el lugar en donde irán las cámaras, tipo y  propósito de cada usuario.  Agregó que los motivos por los que las familias apuntan a este sistema va más allá de la inseguridad, sino de prevenir y resguardar sus hogares en caso de robo. “Con las cámaras los ladrones quedan registrados, esto facilita identificar y que se pueda hacer algo después”, reflexionó.

Con respecto a la demanda, mencionó que el año pasado no fue tanta por el alto costo del producto. Sin embargo, trabajó con instalaciones. Sobre todo, antes de que las familias se vayan de vacaciones. Relató que actualmente son mayores los pedidos de instalación, que la compra del producto, “ya que los clientes compran desde internet”.  Según un relevamiento hecho por este medio en  la web, existen combos completos para videovigilancia con 2 cámaras de 5 megapíxeles y DVR (cable coaxial + disco duro 1TB + cartel + alimentadores) que parten desde los $70.000. Mientras que, una sola cámara con capacidad de almacenamiento de 128GB, micrófono incluido y visión nocturna sale $9.000.

Por otra parte, De los Santos explicó que “las cámaras de seguridad te brindan una tecnología en la que uno puede controlar el lugar desde cualquier dispositivo móvil. Además, de que tienen un disco rígido donde guardan las imágenes. Hay diversos tipos y modelos”, detalló. Posteriormente, aseveró que el producto puede variar según marca y modelo, pero que las cámaras de primera marca cuestan desde $20.000 hasta $100.000.

Por otro lado, contó que otro tipo de aparato de seguridad menos recurrente por los clientes es el de las alarmas, “estas son más caras porque tienen otro sistema, también puede ir conectada al celular para que avise. Algo así como trabajan las empresas de monitoreo”.

Por último, el técnico indicó que todos estos productos son importados, por lo que con la problemática de las importaciones tuvo inconveniente a la hora de necesitar elementos para reparar . “Me pasó que tenía que arreglar el disco rígido y tuve que esperar porque los proveedores no tenían en stock. Le tuve que avisar al cliente que se demoraba la reparación”, finalizó.

Por otro lado, Florencia Capdevilla, de Suma Seguridad, indicó que desde su emprendimiento ofrecen el servicio completo de instalación de cámaras IP únicamente. “Esas son cámaras que se conectan directamente con la red wifi de tu domicilio, son inalámbricas pero también se conectan por cable UTP cuando están muy lejos del modem wifi”, detalló. Además, contó que no venden las cámaras por separado. Pero sí paquete de cámara más instalación.  También, explicó que los precios varían si la cámara es para  interiores o exteriores, si necesita cable UTP o no.

Lucas de los Santos instalando una cámara de seguridad. Foto: Sebastián Velozo

Posteriormente, relató que las cámaras interiores salen a partir de $37.000; mientras que la de exterior parte desde los $50.000. Aseguró que son varios los medios de pago con los que cuentan, para facilitar al cliente. Sostuvo que previo a la instalación realizan una visita al domicilio para medir y calcular el cable que necesitará la cámara.

“En noviembre y diciembre  hubo más consultas e instalaciones”, afirmó. No obstante, aclaró que no es un servicio de vigilancia, más bien se instala la aplicación correspondiente al celular del usuario, quien desde allí vigilará personalmente en línea. Le mostramos cómo acceder y usar”. Detalló que la cámara tiene visión  infrarroja , micrófono y altavoces.

Cámaras por varios motivos

Anteriormente los sistemas de seguridad eran utilizados por las grandes empresas. Sin embargo, con el paso de los años eso se modificó ya que su tecnología avanzó tanto que las personas que eligen instalar en sus domicilios por diversos motivos pueden controlar desde un simple smartphone lo que sucede. Algunos apuntan a evitar la inseguridad, o prevenirla. Otros para vigilar sus cosas materiales. Incluso mirar a sus niños o mascotas cuando los dejan sólos en sus hogares. Otro de los motivos es que durante los últimos años fue más fácil adquirirla, se pueden conseguir por Mercado Libre y en distintos lugares que ofrecen servicio técnico más producto.

En este sentido, Lucas Morezco, responsable comercial de Electro Misiones, manifestó que existen dos sistemas de cámaras de seguridad: aquel que se autoinstala y aquellos que requieren de un técnico. “Las que se compran para que el usuario la instale en su hogar es de una camarita, las que requiere de cables y más insumos son las que van desde dos, cuatro o hasta seis cámaras para los domicilios”, explicó.

En cuanto a demanda, aseguró que la venta es positiva durante todo el año. Sin embargo, existen picos de mayor venta antes de las temporadas de vacaciones como los meses de julio, noviembre y diciembre.

Morezco señaló que no solamente las cámaras de seguridad son las más requeridas, sino las alarmas. Destacó que son aparatos que en el último tiempo crecieron tecnológicamente, por lo que cada vez es más fácil su instalación y las herramientas que brindan para estar conectados desde cualquier dispositivo móvil a modo de cuidar los hogares.

“Las que puede instalar el usuario solo vienen con conexión para red wifi e infrarrojo. Las otras, requieren de un cable e instalación especial. Pero todos los sistemas son de alta tecnología y de fácil utilización”, detalló.

Por último, contó que la cámara más económica parte desde los $11.200. Expresó que si se trata de sistemas que requieren instalación, el comercio ofrece este tipo de servicio. Según el sitio web de este comercio, la cámara más costosa tiene un valor de $142.000 y detalla en su descripción la tecnológia que ofrece el producto.


En cifras

$7.000

Es el valor mínimo actual de  una sola cámara, según  el técnico Lucas de los Santos. Al ser productos importados aumentan constantemente

$20.000

Es el costo mínimo de la instalación más elementos cómo  cables, demás insumos a utilizar y estudio previo de dónde se instalará la o las cámaras.

Entrada anterior Refuerzan la vacunación y control sanitario en municipios de frontera
Entrada siguiente El Gobierno de Misiones puso en marcha el plan de compactación de vehículos en desuso