Un informe publicado el miércoles por UNICEF arroja dos datos preocupantes vinculados a pobreza infantil: por un lado, dos de cada tres chicos son pobres en la Argentina, si se toma en cuenta no sólo los ingresos, sino también la no monetaria (alguno de sus derechos vulnerados). Por el otro, en el caso de la pobreza monetaria, el 90% de esos menores de edad viven en hogares en los que al menos un padre está empleado. Es decir, tener trabajo no alcanza para salir de la pobreza.

Para elaborar su informe, UNICEF toma los datos oficiales de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC del primer semestre de 2022. Según el organismo estadístico, el 51,5% de las niñas y niños son pobres por ingresos; es decir, viven en hogares en los que los salarios de los miembros no alcanzan para cubrir la canasta básica de alimentos y servicios.

Además, la agencia internacional que depende de la ONU, agrega un análisis multidimensional de la pobreza, que evalúa privaciones de derechos que van más allá de la esfera de los ingresos. Esto es, un conjunto necesidades cuya satisfacción es un derecho y su insatisfacción, justamente, una violación de esos derechos para los chicos: educación, protección social, vivienda adecuada, saneamiento básico, agua segura y hábitat seguro. Por ejemplo, en lo que refiere a “hábitat seguro”, un niño que vive en una zona inundable sufre una privación moderada; uno que vive en una zona inundable y cerca de un basural, una privación severa.

En ese contexto, la ONU, de acuerdo a los últimos datos disponibles en la Argentina, señala que 2 de cada 3 chicos (el 66%) viven en hogares que no cubren la canasta básica o ven insatisfechos algunas de sus necesidades.

Entre 2016 y 2022, el precio promedio de la canasta básica total se multiplicó por 8,2 y el de la canasta básica alimentaria por 8,9, mientras que los ingresos familiares se multiplicaron solo por 6,8.

Recortes presupuestarios para la niñez

Por otra parte, en un informe adicional al de la pobreza infantil, UNICEF destacó que el financiamiento de los programas dirigidos a la niñez mostró el año pasado, un ajuste real del presupuesto dirigido a la niñez equivalente a 4,3% interanual respecto del 2021: la AUH se redujo 10,4%, la Prestación Alimentar 7,5%, Plan Nacional de Primera Infancia 27%, la Secretaría de la Niñez 10%, Jardines Infantiles 45% y prevención embarazo adolescente 18%.

Entrada anterior Oscar Herrera Ahuad acompañó a Manzur en su reasunción como gobernador
Entrada siguiente Cascos blancos argentinos rescataron a tres sobrevivientes del terremoto en Turquía: “Fue una alegría enorme”