En otro capítulo del fuego cruzado en el interior del oficialismo, la presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, volvió a criticar hoy al presidente Alberto Fernández, a quien tildó de «blandito» y al dirigente sindical Héctor Daer lo resaltó entre los «hipócritas» del gobierno.

Bonafini manifestó en declaraciones radiales que no le gusta participar de los actos del Gobierno dado que «hay mucha hipocresía».

«No me gusta porque los que no me quieren, vienen y te besan, son tan hipócritas», cruzó la líder, y contó que en una oportunidad, el actual secretario general de la CGT Héctor Daer la saludó y todavía -dijo- «siento su beso clavado en la mejilla».

«Estás en esos lugares y te pican todos los bichos, y hay muchos», señaló la referente de derechos humanos.

Por otra parte, destacó que si la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner no la invita al acto de cierre de campaña del Frente de Todos, no asistirá.

En la misma sintonía contó que recibió un llamo del presidente Alberto Fernández para convocarla a participar de evento en Morón, en el marco del aniversario del fallecimiento del ex mandatario Néstor Kirchner.

«Me dijo que era un placer que estuviera arriba del escenario, yo le dije que para mí no era un placer y por eso no fui», señaló, y disparó: «Alberto Fernández le sopló la dama a la gente de La Cámpora que había hecho un acto como la gente, porque se lo apropió él, hablando como un pastor evangélico».

Por otro lado, indicó que la Argentina «no va a poder pagar la deuda», y señaló que el presidente deberá retomar «lo que el pueblo le propuso en la plaza».

También, llamó a movilizar en reclamo del no pago para después de las elecciones.

A la vez, Bonafini criticó al embajador de Estados Unidos en Argentina Marc Stanley, a quien tildó de ser un «reverendísimo hijo de puta» y «sirviente de los yankees».

Por último, consultada por el resultado de las elecciones generales del 14 de noviembre, señaló que Macri «está muy desprestigiado», incluso en el interior de Juntos, y aseguró que la oposición «está muy dividida».

«Ellos están muy peleados entre ellos, y no consiguieron juntar cuatro micros, y eso es bravo porque no solo es derrota de Macri», concluyó en alusión a la escasa participación en la indagatoria del ex mandatario por la causa del presunto espionaje a familiares del ARA San Juan.

Entrada anterior El gobierno gastará $2 millones en charlas sobre “lawfare”, para justificar a Cristina Kirchner
Entrada siguiente Herrera Ahuad visitó la Cooperativa Agrícola Ruiz de Montoya