A partir de la denuncia contra el gobierno de María Eugenia Vidal por armado de causas contra dirigentes sindicales, reapareció Roberto Baradel. El titular del gremio de docentes de la provincia de Buenos Aires (Suteba) volvió a la carga del macrismo y denunció un “plan sistemático de persecución” durante la gestión de Cambiemos entre 2015 y 2019, tanto a nivel nacional como provincial.

En diálogo Baradel habló precisamente de “persecución y destrucción” contra los docentes por parte de la administración de Vidal, y afirmó que su familia estuvo “amenazada de muerte” durante las negociaciones paritarias. “Nos convertimos en sus principales enemigos porque defendíamos la necesidad de una redistribución del ingreso y de no privatizar la educación pública”, manifestó.

De esta manera, se refirió explícitamente al video que se ve y se escucha a exfuncionarios bonaerenses, entre ellos el exministro de Trabajo Marcelo Villegas, exagentes de la AFI y empresarios expresando su intención de armar causas contra dirigentes sindicales. De hecho, al mencionado Villegas se lo oye expresar su deseo de tener una “Gestapo” para dar con los gremios.

Sobre este último, afirmó que el pueblo argentino “generó anticuerpos democráticos que imposibilitan a este tipo de personajes oscuros y nefastos llevar nuevamente a la práctica lo que ya hicieron en la dictadura cívico militar del ‘76”. Además de Villegas, en el video se lo puede ver a Julio Garro, actual intendente de La Plata y uno de los hombres fuertes del PRO bonaerense.

Por último, Baradel señaló que todo ello muestra lo que caracterizó a la gestión de Cambiemos tanto a nivel nacional como provincial. “Un plan sistemático para perseguir, amedrentar, sistematizar, querer doblegarnos y destruirnos”, consideró, e indicó: “No tuvieron nada para poder armarnos una causa, y como son tan cobardes y perversos, recurrieron a la mentira, el linchamiento mediático y las amenazas a las familias”, cerró.

Entrada anterior Cristina Kirchner, ¿es o se hace?
Entrada siguiente «Dislate económico y social»: la crítica de Federico Sturzenegger al programa Previaje