“Me sorprendió que mucha gente que me conoce bien creyera lo que salió en Twitter”, señaló el referente de la CTEP y el Frente Patria Grande, destacando que recibió muchísimos mensajes por esos posteos. “Hay que estar mal espiritualmente para inventar una noticia sobre un tema tan delicado”, precisó. 

Los rumores encuentran en las redes sociales campo sin límite, y desde el viernes en las últimas horas había posteos que hablaban del dirigente social Juan Grabois como “internado” y hasta se vinculaba el tema a la grave situación provocada en amplia zona del conurbano por la cocaína envenenada que se distribuyó desde Puerta 8, el barrio carenciado ubicado en el partido de Tres de Febrero. 

Y ante el cariz de esos rumores, el propio Grabois salió a desmentir esas versiones, señalando este sábado en su cuenta de Twitter “hay que estar muy mal para difundir información falsa sobre un tema tan jodido y gozar con el dolor ajeno”.

En la misma publicación, el referente del Frente Patria Grande invitaba a una reunión “por Instagram, donde los invito a conocer el laburo de los movimientos populares con pibes y pibas de las barriadas que atraviesan problemas de consumo”. 

«Nunca me fumé un porro», dijo el dirigente de la CTEP, ya en vivo en esa cita por Instagram, junto a Sebastián Sánchez, de la organización Vientos de Libertad, integrantes del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE).

«Hay que estar mal espiritualmente para inventar una noticia sobre un tema tan delicado», se quejó allí Grabois, remarcando «sé que no es el mejor horario, ni el día, para una transmisión de este tipo. Aprovechando que, según me cuentan, ayer fue tendencia en Twitter que yo estaba internado por consumir cocaína adulterada y recibí un montón de mensajes preguntando por mi salud, nos pareció una buena oportunidad para abordar nuevamente, como venimos haciendo colectivamente antes y durante esta situación trágica, esta verdadera masacre, un tema del que nosotros no opinamos, nosotros actuamos hace muchos, muchos años».

Además, afirmó que «la primera reflexión es sobre una adicción que no es a una sustancia, pero actúa sobre el organismo». «Hablo de la adicción al odio. Hay que estar muy mal de la cabeza, muy mal, no quiero decir de la cabeza. Hay que estar mal espiritualmente, humanamente, para con el dolor de tantas familias y el dolor que pueden provocar a otras personas inventar una noticia sobre un tema tan delicado como que una persona esta internada por haber consumido cocaína adulterada», subrayó Grabois.

«Me sorprendió que mucha gente que me conoce bien creyeran lo que salió en Twitter», agregó sobre las versiones que corrían desde el viernes. «Para contarles mi experiencia con las drogas, nunca me fumé un porro siquiera. Porque de chiquito me tocó ver cómo la droga se llevaba vidas de gente conocida, amigos, vi gente muerta. Y eso me impactó profundamente y tuve un instintivo rechazo por la droga.  Un rechazo por cualquier forma de adicción que pueda llevar a la destrucción de tus lazos humanos», concluyó.

Entrada anterior En Estados Unidos afirman que Argentina se unió al Partido Comunista Chino
Entrada siguiente Larreta postergó más de un mes la revisión paritaria y los Metrodelegados podrían activar protestas