Así surge de una encuesta de la consultora Taquion, realizada recientemente, a 2 meses de las elecciones legislativas de noviembre pasado y a 18 meses de las PASO para las presidenciales de 2019, que muestra cómo está hoy el humor social de los argentinos y cuál es la imagen que tienen de algunos de los principales líderes políticos.

El relevamiento exploró el bienestar de los consultados, quienes en un 61% aseguró que su calidad de vida es peor que hace un año, mientras que solo 14% de ellos respondió que es mejor.

A nivel etario, los más jóvenes fueron los más optimistas, mientras que los mayores de 39 años respondieron de forma más negativa. En tanto, los profesionales independientes y los emprendedores fueron quienes más respondieron que están mejor, mientras que empleados de empresas privadas y los desempleados contestaron en forma más negativa.

En perspectiva, la situación no parece mejor. El 54% aseguró sentir preocupación, desconfianza o miedo respecto del futuro de los argentinos, contra un 22% que respondió que avizora los próximos tiempos con esperanza, confianza o seguridad. En tanto, 24% de los consultados ve el devenir del país con incertidumbre. En este punto, los más desesperanzados fueron los menores de 25 años, los dueños de pymes y los estudiantes.

El relevamiento se detuvo también sobre el concepto de la “grieta”. En este sentido, las opiniones mayoritarias revelan su vigencia: 46% asegura que “está más viva que nunca”. En esa línea, 26% cree que “está creciendo” y 15% opina que “hoy no se nota, pero va a volver a aparecer”. Tan solo 13% contestó en el sentido opuesto ya sea porque cree que está desapareciendo, va a terminar desapareciendo o desapareció.

Por último, el estudio analiza la imagen de algunos de los principales dirigentes políticos a nivel nacional. Quien lidera ese ranking es el jefe de Gobierno de la CABA, Horacio Rodríguez Larreta, con 36% de imagen positiva y 43% negativa, logrando un diferencial de -7%.

Por su imagen positiva, le sigue la vicepresidente, Cristina Kirchner, con 26%. Sin embargo, es quien tiene peor diferencial (-38%), ya que acumula 64% de rechazo. Entre ambos dirigentes, con diferenciales negativos similares, aparecen el presidente, Alberto Fernández (-32%); el ex primer mandatario, Mauricio Macri (-35%), y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof (-35%).

La encuesta fue realizada entre el 17 y el 20 de enero pasado de manera “on line”, a través de un cuestionario semiestructurado, entre una población de 2.546 personas, mayores de 16 años, con acceso a Internet y a redes sociales. Tuvo alcance nacional y un error muestral de +/- 2%.

Entrada anterior Desaprobaron la rendición de gastos de la campaña de Cambiemos de 2017
Entrada siguiente En Estados Unidos afirman que Argentina se unió al Partido Comunista Chino