Roberto Baradel fue interceptado en una pescadería por un comprador que habría reivindicado a Domingo Faustino Sarmiento. «¿Tiene dimensión del daño republicano que le está haciendo a la Argentina, sus hijos, sus nietos y el futuro?”, indagó ante la mirada atónita del gremialista.

Otra vez Roberto Baradel vuelve a ser noticia. No por arreglar salarios a la baja, promover paros masivos en las escuelas o cortar calles entorpeciendo el normal desarrollo de la sociedad. Esta vez fue interceptado en un comercio por un vecino, quien le echó en cara el daño que él y su gobierno le hacen al país, y lo terminó echando del local.

“El provocador sos vos, tenés que irte. ¡Andate, andate!”, se le escucha decir a un comprador enojado con las conductas siempre polémicas del titular de SUTEBA, Roberto Baradel, y del gobierno de Alberto Fernández y Axel Kicillof, con los que mantiene una fuerte alianza política. Pues vale recordar que su esposa, Lorena Riesgo, es subsecretaria de Promoción Sociocultural del gobierno bonaerense.

En respuesta, cobardemente, el dirigente gremial prepoteó chocando el pecho contra el vecino, un hombre mayor de edad: “Yo no me tengo que ir a ningún lado, ¿sabe?”, retrucó Baradel.

A un metro de allí se encontraba la pareja del comprador, filmando la escena. Cuando Baradel lo advirtió, le robó el celular y le advirtió: “Señora, así no es”, dando a entender que la situación no podía ser grabada y difundida.

Finalmente, se desató una catarata de gritos dentro del local. “¡Me das el teléfono!”, gritaba la damnificada, mientras a su lado, su pareja vociferaba: “¡Dale el teléfono!. ¡Dale el teléfono a mi mujer!. ¿Quién te creés que sos vos, ladrón? ¡Delincuente!”.

Baradel terminó devolviendo el teléfono móvil y retirándose del lugar ante los insultos de los presentes. 

Entrada anterior Piden seis años de prisión para Paolo Rocca por corrupción internacional
Entrada siguiente Dos funcionarios del riñón de Axel Kicillof se casaron en uno de los salones más caros del país